El Ayuntamiento de Madrid estudia crear una tasa al turismo que el PP ve “disparatada”

Madrid, 13 jul (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid con la alcaldesa al frente, Manuela Carmena, estudia crear una tasa de turismo a partir del próximo mes de septiembre, entre las críticas de la oposición como el PP, que ha calificado la idea de “disparatada”, y las dudas de los hoteleros, que han reclamado una reunión urgente.

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de la capital, Carlos Sánchez (Ahora Madrid), ha anunciado hoy que la corporación municipal estudia la implantación de una tasa al turismo y de otra que grave la presencia de cajeros en la calle.

Sánchez ha avanzado estas medidas en la Comisión de Economía municipal, en la que no ha precisado la cuantía exacta de estas nuevas tasas municipales, aunque ha explicado que el Gobierno municipal tramitará su implantación en el próximo mes de septiembre, mientras que el PP ha avanzado su posición en contra.

De hecho, en declaraciones a los medios tras una reunión con su equipo de Gobierno, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha tachado esta propuesta de “absoluta y totalmente disparatada” y teme que se trate de un “globo sonda”.

“Atacar al turismo y a los ciudadanos que vamos a los cajeros a utilizar ese servicio que los bancos ponen a disposición de sus clientes, nos parece realmente demencial”, ha remarcado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido “prudencia extrema” con los impuestos al turismo que estudian algunos nuevos gobiernos locales y autonómicos, como el Ayuntamiento de Madrid.

En rueda de prensa con el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, ha advertido de que con el turismo hay que actuar de una forma “muy cuidadosa”, pues supone el 11 % del PIB y más de dos millones de empleos, y ha opinado que hay medidas que no ayudan a gobernar mejor y sin embargo pueden perjudicar “a mucha gente sin querer”.

Más contundente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha mostrado “absolutamente en contra” de la implantación de una tasa al turismo porque, a su juicio, causará un “perjuicio irreparable” a este sector que genera muchos puestos de trabajo en la región.

Tras asistir al acto de homenaje al concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco en el 18 aniversario de su asesinato por la banda terrorista ETA, Cifuentes ha dicho que “penalizar el turismo es una noticia muy mala” para la capital y ha asegurado que en aquellas ciudades donde se ha puesto en práctica ha sido “un fracaso” al haberse reducido “el número de afluencia de personas”.

La presidenta regional ha pedido a la alcaldesa que “reflexione” y “se replantee” el establecimiento de esta tasa que “va a causar un perjuicio irreparable” en el turismo madrileño, un sector que, a su juicio, “hay que potenciar porque crea muchos puestos de trabajo”.

Por su parte, el concejal de Ciudadanos (C’s) en el Ayuntamiento de Madrid Miguel Ángel Redondo ha advertido en declaraciones a Efe de las consecuencias “negativas” que tendría para la economía la implantación de una tasa al turismo de la capital, que serían a su juicio un “obstáculo” para fomentar la afluencia de turistas.

El único que por el momento se ha mostrado abiertamente a favor de crear la tasa turística ha sido el Grupo Municipal del PSOE, que ha apoyado la propuesta no para “recaudar” sino para “potenciar el turismo”, de forma que los turistas puedan “contribuir a mejorar las infraestructuras”.

Desde el sector de la empresa, el presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Antonio Gil, ha pedido una reunión “con la máxima urgencia posible” a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, “para intercambiar opiniones” sobre la “oportunidad y conveniencia” de implantar este canon que gravaría al sector turístico.

“Hasta que no tengamos conocimiento de aspectos fundamentales como quién la recaudaría, qué cuantía tendría y a qué se destinaría, por lo que no podemos manifestar ninguna opinión”, ha señalado en una nota de prensa.

La medida que podría poner en marcha Carmena es similar a la que se pretende recuperar en Baleares, donde el Govern, formado por el PSOE y por Més, negocia ya con la patronal hotelera un cambio legal para cobrar a los turistas la denominada “ecotasa”, que ya estuvo en vigor durante los gobiernos del socialista Francesc Antich.

Menos revuelo despertó la decisión de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de congelar un año la concesión de licencias de todo tipo de alojamientos turísticos en la ciudad para hacer un plan especial de un sector que supone el 12 % del PIB de la ciudad. EFE

Acerca de ProfesionalesHoy 12639 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy