El Tribunal General de la UE desestima el recurso España sobre las ayudas agrícolas a Galicia

Bruselas, 15 jul (EFE).- El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) informó hoy de que ha desestimado un recurso interpuesto por España relativo a determinadas ayudas agrícolas a explotaciones ganaderas que habían beneficiado a Galicia.

El Tribunal con sede en Luxemburgo señaló que en 2013 la Comisión Europea (CE) excluyó de la financiación comunitaria determinados gastos de los Estados miembros con cargo a la sección Garantía del Fondo Europeo de Orientación y de Garantía Agrícola (FEOGA), al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Se excluía así de esa financiación a algunos gastos efectuados por España de ayuda por indemnizaciones compensatorias de las desventajas naturales del programa de desarrollo rural 2007-2013 de Galicia.

Esa ayuda se dio con cargo a los ejercicios económicos de 2008 y 2009, aplicando una corrección financiera a tanto alzado del 5 %, por un importe de 1,17 millones de euros, de los que 757.968,97 euros correspondían al concepto desventajas naturales.

España interpuso en octubre de 2013 un recurso de anulación parcial contra esa decisión e impugnó esa corrección por entender que la decisión de la CE respecto a las desventajas naturales, infringía las normas de derecho comunitarias.

La corte europea señala que la CE, tras investigar el caso, concluyó que los controles hechos en Galicia tenían deficiencias e insistió en recontar los animales de las explotaciones y en respetar la carga ganadera como valor medio de todo el año.

Ambos son criterios u obligaciones a cumplir para poder recibir ayudas por desventajas naturales.

La CE consideró también que el no poder controlar a diario la carga ganadera y que hubiese de aceptarse una media anual, “no significaba que el beneficiario no tuviese que cumplir de manera constante sus obligaciones a ese respecto”, dice la sentencia.

España contestó la decisión de la CE por considerar que no favorecía la utilización racional de los pastos de las zonas con dificultades naturales y de sistemas respetuosos con el medio ambiente.

El Tribunal General indicó hoy que esas medidas “son ayudas por superficie” y que ello “no excluye de entrada la necesidad de efectuar controles sobre el terreno, ya que el Derecho de la UE no contempla exclusión alguna a ese respecto”.

España sostenía que no era necesario el recuento de animales porque las ayudas de superficie no se basan en el número de cabezas de ganado, sino en el mantenimiento de una carga ganadera que pueda asegurar una determinada utilización de la superficie forrajera en la explotación.

El tribunal también precisó que las superficies por las que se percibían esas ayudas en las zonas de montaña y en las zonas distintas de las de montaña podían albergar explotaciones de ganado vacuno, ovino-caprino o equino, y que estaba justificado pedir un control sobre el terreno de los animales.

También destacó que no hacerse controles sobre el terreno el día de la inspección, es un incumplimiento por parte de España de las normas sobre controles de esas explotaciones en las superficies por las que se percibieron las ayudas que fueron objeto de la corrección.

La misma corte señaló que contra esta sentencia se puede interponer un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia en el plazo de dos meses, contado a partir de su notificación, y que ese recurso está limitado a las cuestiones de Derecho.

Acerca de ProfesionalesHoy 15810 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy