El BCE aumenta la asistencia financiera a los bancos griegos

Fráncfort (Alemania), 16 jul (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció hoy un aumento de los préstamos de emergencia para los bancos griegos y apeló al Gobierno de Atenas a despejar las dudas sobre su voluntad y capacidad de cumplir los compromisos de reformas.

En rueda de prensa, Draghi dijo que el consejo de gobierno del BCE decidió aumentar en 900 millones de euros, hasta 89.500 millones, el máximo de la provisión de liquidez de emergencia durante una semana para los bancos griegos porque se han producido cambios positivos en la situación que hacen que se den las condiciones para incrementar esta asistencia.

“Si los acontecimientos se desarrollan de forma positiva como en los dos últimos días, estaremos dispuestos, en cooperación con el Banco de Grecia, a proporcionar a la economía griega liquidez”, afirmó el presidente del BCE.

El consejo de gobierno del organismo, que mantuvo los tipos de interés en el 0,05 %, votó por una mayoría de dos tercios a favor de aprobar la solicitud de aumento del Banco de Grecia, explicó Draghi al ser preguntado si la decisión se tomó por unanimidad.

La decisión de aumentar los préstamos de emergencia muestra que el BCE confía en que Grecia va a cumplir sus compromisos y da algo de oxígeno al sistema bancario heleno, que desde hace más de dos semanas está en coma inducido.

Todavía se tardará un tiempo hasta que los bancos griegos, que podrían abrir el lunes, logren normalizar de nuevo su actividad ya que probablemente se mantendrán las limitaciones a la retirada de efectivo de los cajeros, que ahora son de 60 euros diarios, y los controles de capital.

“Para Grecia es una buena noticia el aumento de la provisión de liquidez de emergencia, pero es cuestionable si es suficiente para abrir los bancos y que permanezcan abiertos”, señaló el experto del banco alemán DZ Bank Jan Holthusen.

Draghi se mostró optimista y tranquilo respecto a los últimos acontecimientos en las negociaciones con Grecia y dijo que es responsabilidad del Gobierno griego despejar las dudas que existen sobre su voluntad y capacidad de cumplir los compromisos de reformas acordados.

El presidente del BCE señaló que ahora las negociaciones tienen que encontrar la manera de lograr un alivio de la deuda de Grecia.

Asimismo Draghi señaló que todo apunta a que el BCE recibirá el 20 de julio el pago que Grecia tiene que hacer por los bonos griegos que tiene la entidad, que vencen ese día.

Grecia debe pagar al BCE 3.500 millones de euros por los bonos y 700 millones de euros de intereses, en total 4.200 millones de euros.

Draghi también dijo que Grecia devolverá al Fondo Monetario Internacional (FMI) el dinero que le debe, unos 2.000 millones de euros.

El Eurogrupo acordó hoy el desembolso urgente de 7.000 millones de euros a Grecia para que haga frente a sus obligaciones financieras inminentes e iniciar las negociaciones del tercer paquete de rescate.

Draghi se mostró convencido de que Grecia seguirá siendo un país miembro de la zona del euro y rehusó comentar la propuesta del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, de una salida temporal de ese país de la zona del euro durante cinco años.

Schäuble se opone también a una quita de la deuda de Grecia con sus socios europeos.

El presidente del BCE dijo que el Eurosistema, formado por el BCE y el resto de bancos centrales de los países de la zona del euro, tiene una exposición de 130.000 millones de euros a Grecia.

Hizo hincapié en que los banco griegos son solventes y dijo que “los controles de capital han protegido a los depositantes”.

El BCE compra desde marzo deuda pública de los países de la zona del euro, pero Grecia no se beneficia de este programa porque su deuda no tiene grado de inversión.

Las condiciones para que el BCE compre deuda griega son que Grecia pague en julio por los bonos del primer programa de compra de deuda, que logre el programa de asistencia financiera y que cumpla los requisitos, según explicaron Draghi y el vicepresidente del organismo, Vítor Constancio, en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno.

“Será la credibilidad de los esfuerzos griegos de cumplir con el tercer paquete de rescate lo que permitirá al BCE la valoración subjetiva de si incluir los activos griegos en su programa de compra de deuda”, según el economista jefe para la zona del euro de UniCredit, Marco Valli.

“Sin embargo, en el mejor escenario, el BCE no comenzará a comprar bonos griegos hasta que la revisión del primer programa se haya completado, lo que podría significar, como muy pronto, a finales de año”, añadió Valli.

Acerca de ProfesionalesHoy 14514 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy