Los bálticos negocian, pese a su escepticismo sobre un nuevo rescate griego

Riga, 19 jul (EFE).- Cargados de escepticismo y reticencias, los países bálticos, Estonia, Letonia y Lituania, han aceptado esta semana abrir negociaciones en el seno de la eurozona para acordar un tercer rescate para la atribulada Grecia.

Pese a haber animado a sus respectivos ministros de Finanzas a iniciar las conversaciones en torno a la línea de asistencia de hasta 86.000 millones de euros, los políticos bálticos creen que ayudan a un país con unos estándares de vida y unos beneficios sociales mejores que los suyos.

También hay una sensación generalizada de que, si estas exrepúblicas soviéticas pudieron soportar duras medidas de austeridad durante la crisis financiera de 2008 sin apenas quejas, los griegos podrían también hacer lo propio.

La primera ministra de Letonia, Laimdota Straujuma, indicó esta semana a los periodistas que veía, en el mejor de los casos, un “50% de posibilidades” de que el tercer paquete de rescate para Grecia tuviera éxito y agregó que, si le preguntasen personalmente, no votaría a favor del programa.

Straujuma explicó que apoyó la apertura de las negociaciones por la importancia estratégica de Grecia como miembro de la OTAN y para preservar la estabilidad de la Unión Europea (UE).

Letonia, el más afectado de los bálticos por la crisis de 2008, perdió un 25 % de su producto interior bruto (PIB) en esos años, los salarios en el sector públicos fueron recortados de forma agresiva y unos 200.000 letones -cerca del 10% de la población- emigró al extranjero en busca de trabajo.

El Gobierno de Lituania aprobó por escaso margen iniciar las negociaciones: dos ministros del Partido Laboral se abstuvieron y otros seis optaron por ausentarse de la votación.

“Las pensiones y los salarios en Grecia son en la actualidad mucho mayores que en Lituania. Además, hay dudas de que el rescate propuesto vaya a ayudar”, aseguró un portavoz del Partido Laboral antes de la votación.

La crisis de 2008 hizo que el PIB lituano se contrajera en torno al 15 % y que miles de personas dejasen el país en busca de trabajo.

En Estonia, el Comité de Asuntos Europeos del parlamento decidió iniciar las negociaciones para el rescate de la endeudada Grecia, pero entre fuertes críticas de la oposición política.

“En la actualidad parece que, en mayor o menor medida, habrá una quita de esos créditos. La cuestión es cuánto. Creemos que Europa no debería seguir con su ayuda a Grecia de esta manera”, aseguró el presidente del opositor Partido Liberal estonio, Andres Herkel.

No obstante, el primer ministro Estonio, Taavi Roivas, dijo que su país pagaría un precio mucho mayor que su contribución al tercer rescate si Grecia tuviera que abandonar la eurozona, ya que la crisis helena se ha convertido también en un asunto de seguridad.

Un redactor jefe de un periódico estonio explicó a Efe que sus conciudadanos “no entienden realmente la actitud de Grecia”, porque están “acostumbrados a ahorrar y vivir frugalmente”.

Un jubilado de este mismo país mostró asimismo sus dudas sobre el acuerdo al destacar, por un lado, “que el nivel de vida de los griegos” es superior al estonio y que “es normal que la gente pague sus deudas”.

Una universitaria de 20 año de Letonia, Undine, se mostró asimismo escéptica: “Suena a que el dinero que se les ha dado se ha caído a un agujero. Deberían cambiar su actitud. Mira lo que tienen, trece pagas. Están acostumbrados a vivir muy bien y no pueden aceptar que habrá cambios”, dijo a Efe.

Por su parte, la letona Sandra Lace, de 50 años, cree que los griegos son “simplemente unos sinvergüenzas” y recuerda que durante la crisis ella acababa de empezar a trabajar como cartera y le recortaron el sueldo justo después de pedir un crédito para pagar el coche que había adquirido para repartir el correo.

Los letones, sin embargo, están en general tranquilos por las informaciones que dicen que los bálticos tienen pocas relaciones comerciales con Grecia y que apenas sentirán lo que pase en el país heleno.

Los líderes bálticos afrontarán la siguiente ronda de decisiones políticas a finales de agosto, cuando los negociadores comunitarios tengan listo el borrador del tercer plan de rescate para Grecia.

Acerca de ProfesionalesHoy 13593 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy