El Gobierno pide evitar el conformismo porque aún existen desequilibrios

Madrid, 21 jul (EFE).- El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido hoy evitar la autocomplacencia o el conformismo ante la buena coyuntura de España, ya que todavía existen desequilibrios y vulnerabilidades que pueden afectar a la productividad del país y a su crecimiento.

Así lo ha manifestado De Guindos en el seminario “Ganancias de competitividad en la Unión Económica”, que ha organizado Bruegel y al que también ha asistido el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, quien ha subrayado que España ha afrontado “gravísimos” desequilibrios como la falta de competitividad.

De Guindos ha ensalzado la evolución positiva de la economía española, que no sólo crece sino que además reduce su déficit público y sus necesidades de financiación, pero ha alertado de caer en el conformismo ya que España no ha salido de la crisis sino que ha salido de la recesión.

En este sentido, ha llamado la atención sobre las vulnerabilidades existentes, como la situación del mercado laboral, y ha insistido en que es necesario continuar con la reducción de la ratio de la deuda pública y restringir el endeudamiento externo y privado.

El ministro de Economía ha defendido además que la senda reformista de España “es un ejemplo de la política económica correcta” en la unión monetaria y ha afirmado que las medidas afrontadas por el Gobierno han tratado de recuperar la competitividad perdida antes de la crisis.

De Guindos ha reiterado que el mayor riesgo es “una reversión” de estas políticas, al tiempo que ha instado a continuar con el esfuerzo y “el reto” de devolver a los ciudadanos los niveles de prosperidad previos a la crisis.

Íñigo Fernández de Mesa ha explicado que la “intensa” agenda reformista del Gobierno ha permitido afrontar los problemas acumulados en el pasado de desequilibrios macroeconómicos y de falta de competitividad.

Ha rechazado que el “cambio radical” de la economía española se deba a la casualidad o a los vientos de cola de la coyuntura internacional y ha aseverado que es consecuencia de las reformas estructurales acometidas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Fernández de Mesa ha añadido que España es un buen ejemplo para analizar las políticas que han funcionado y las que no y, como muestra, ha señalado que la primera reacción a la crisis con medidas “anti-austeridad” no fue adecuada porque generó más déficit y llevó al país a la recesión.

En el turno de preguntas abierto al público ha intervenido el exministro de Economía socialista, Pedro Solbes, quien ha reconocido el efecto de las reformas estructurales del Gobierno, que han sido “fundamentales”, pero que ha mostrado sus dudas sobre qué parte del crecimiento económico actual se debe a las medidas del Ejecutivo y qué parte es consecuencia de la coyuntura internacional favorable.

El que fuera responsable de Economía en el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado que muchas cosas que han ocurrido durante la crisis tienen su explicación en el contexto anterior, en el que había una falta de preocupación real en Europa por los desequilibrios existentes.

Además, Solbes se ha referido a la crisis griega para exponerla como un buen ejemplo de “la enorme contradicción” entre la política y la política económica, que implica que en último término se tengan que aplicar “ciertas normas inevitables”, una situación que en opinión del exministro contribuye a “fragilizar aún más” la aceptación de determinadas decisiones.

Acerca de ProfesionalesHoy 12584 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy