El Gobierno boliviano y líderes de Potosí logran avances pero sigue la huelga

La Paz, 27 jul (EFE).- El Gobierno de Bolivia y los líderes de la región de Potosí lograron en la segunda jornada de diálogo los primeros acuerdos sobre la petición de proyectos energéticos, pero la huelga y los bloqueos en ese departamento siguen y cumplieron 21 días consecutivos, causando graves perjuicios económicos.

Las negociaciones, que son transmitidas en vivo por el canal estatal, rebasaron hasta la noche de este domingo las veinte horas en arduos debates hasta que se tomó una pausa hasta este lunes.

El Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que encabeza las protestas, participa con medio centenar de dirigentes en los debates con un grupo de ministros, dirigidos por los titulares de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y de Gobierno, Carlos Romero.

Las sesiones estuvieron repletas de reproches de parte de los dirigentes cívicos y mineros contra los ministros por el retraso en la atención de los proyectos de desarrollo para esa región, donde la pobreza urbana es de 30 % y la rural, de 67 %, según Comcipo.

Uno de los primeros acuerdos consiste en verificar en 48 horas la posibilidad de construir un complejo hidroeléctrico sobre el río Yura y, de ser así, formar una comisión que buscará financiación.

También se acordó que el 30 de julio se analice la implementación de la planta hidroeléctrica Supay Chaca en el río Pilcomayo, cuyas aguas también transcurren hacia Argentina y Paraguay.

Los proyectos energéticos representan los primeros dos puntos de un conjunto de 26 peticiones, que incluyen un aeropuerto internacional en Potosí, fábricas, represas, carreteras, un puente en la frontera con Argentina y la preservación del Cerro Rico de Potosí porque es la principal atracción turística del lugar.

Esta jornada también se destinó a debatir la construcción de un hospital con especialidades y de un centro médico materno-infantil para la capital potosina y otro hospital para la zona minera de Llallagua, con la respectiva dotación de médicos y enfermeras.

El dirigente de Comcipo, Jhonny Llally, presentó un acuerdo previo que abarcaba más proyectos y que fue firmado con quien fue titular de Salud, Juan Carlos Calvimontes, hasta enero pasado.

El ministro de la Presidencia criticó que ese documento tenga una buena intención pero también una “carga de demagogia” y “excesos” de los que responsabilizó a Calvimontes.

Quintana dijo que en el Gobierno se sanciona “a los demagogos” y que por eso Calvimontes ya no es parte del Ejecutivo.

“¿Y ahora qué hacemos? Demagogos y demagogias. Yo no soy responsable de con quien estamos tocando los temas. Mañana o pasado su autoridad no estará ahí y estará otro que le puede decir demagogo”, cuestionó Llally al ministro Quintana.

La ministra de Comunicación, Marianela Paco, expresó su deseo ante los medios que con la reanudación del diálogo se levante la huelga para permitir el abastecimiento de la ciudad, cuyas conexiones por carreteras están cortadas por los piquetes.

Fuentes periodísticas de Potosí dijeron hoy a Efe que la población potosina sigue con atención los debates en La Paz y hay centenares de camiones, autobuses y todo tipo de vehículos varados en las afueras de la ciudad, entre ellas una carretera hacia la localidad de Villazón, fronteriza con Argentina.

Según cálculos del Gobierno, el departamento andino pierde a diario alrededor de cinco millones de dólares, de los que dos millones corresponden a la capital potosina.

Los dirigentes potosinos también exigen que se libere a tres mineros y un periodista detenidos desde el pasado miércoles por haber participado en unas protestas violentas, pero el caso, al parecer, tendrá una solución este mismo lunes.

Acerca de ProfesionalesHoy 16676 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy