La deuda pública española caerá por primera vez desde 2008, hasta el 98,2 %

Madrid, 4 ago (EFE).- La deuda pública del conjunto de las administraciones públicas españolas sobre el PIB caerá en 2016 al 98,2 %, en lo que será su primer descenso desde el inicio de la crisis en 2008, gracias a la intensa consolidación fiscal y a la rebaja en los costes de financiación.

Según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2016 presentados hoy, se prevé también que la ratio de la deuda de las administraciones públicas sobre el PIB acabe este año en el 98,7 %, mientras que en 2014 se situó en el 97,7 %.

Asimismo, está previsto que el Estado haga frente en 2016 al pago de 33.490 millones de euros en concepto de intereses, equivalentes a un 2,93 % del PIB.

Tanto en 2015 como en 2016, señala el documento, la proporción entre deuda pública y PIB no se va a ver afectada por el impacto de instrumentos como el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico, el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores, los programas de asistencia financiera a Portugal e Irlanda, o el préstamo para la recapitalización del sistema financiero español llevado a cabo por el Mecanismo Europeo de Estabilidad, como sí ocurrió entre 2010 y 2013.

Ya durante todo este año, la caída de los tipos de interés de las nuevas emisiones, es decir, la rebaja en los costes de financiación del Estado, situarán este indicador por debajo de los de 2014.

En 2016, pese a que la rebaja en los costes de financiación será menos acusada y lo que se espera es que se estabilice.

La sostenida rebaja en los costes de financiación de España, que se inició ya a finales del año pasado, se vio interrumpida en el segundo trimestre debido a las tensiones entre Grecia y sus socios europeos, pese a que las previsiones de crecimiento de la economía española habían sido revisadas al alza.

Pero la incertidumbre abierta por el referéndum convocado en Grecia sobre los términos del rescate al país presionaron al alza las rentabilidades de la deuda española, que finalmente en julio se volvió a relajar.

La rentabilidad del bono español a 10 años se situó el 22 de julio en el 2 por ciento, 76 puntos básicos por encima del nivel registrado a finales de marzo, en tanto que el rendimiento del bono alemán, cuyo diferencial con el bono nacional mide el riesgo país, aumentó 57 puntos básicos hasta situarse en el 0,75 por ciento.

Con ello, la prima de riesgo de España aumentó hasta los 125 puntos básicos, 19 puntos básicos más que a finales de marzo y 18 por encima del nivel que marcaba al cierre de 2014.

Acerca de ProfesionalesHoy 16737 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy