Acuerdo para la extinción de un máximo de 1.750 puestos de trabajo en 2016

Madrid, 5 ago (EFE).- La dirección de Indra y la mayoría de la representación legal de los trabajadores de la empresa, han acordado la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que suponga la extinción de un máximo de 1.750 puestos de trabajo a 31 de diciembre de 2016.

En un comunicado de la sociedad, se indica que este acuerdo está sujeto a la ratificación por parte de los trabajadores en las próximas horas, y que con el mismo se pone fin al proceso de negociación de despido colectivo iniciado el pasado 7 de julio.

La totalidad de los costes del procedimiento serán asumidos por la Sociedad.

Este acuerdo se enmarca dentro de las acciones presentadas el pasado 8 de julio como parte del Plan Estratégico 2014-2018 y que implica, entre otras medidas, un objetivo de ahorro de costes de 120 millones de euros por reestructuración organizativa principalmente en España y Latinoamérica.

La ejecución del plan en Latinoamérica ya se ha iniciado en el segundo trimestre de 2015, mientras que la ejecución del plan en España se concentrará principalmente en el cuarto trimestre, quedando una parte para realizar a lo largo de 2016.

En la actualidad la plantilla de Indra esta formada por unos 40.000 trabajadores, y algo más de la mitad desarrolla su trabajo en España.

Por su parte, el sindicato CCOO, ha mostrado su satisfacción por como ha finalizado la negociación, ya que se reduce el número de afectados por el ERE que en un principio planteaba Indra, de 1.850 despidos.

Para este sindicato, los trabajadores que finalmente tengan que abandonar Indra lo harán en unas condiciones que CCOO considera ” inmejorables”, ya que se ha acordado un plan de recolocaciones, así como prejubilaciones de hasta 600 personas, e indemnizaciones superiores a las marcadas por la ley.

Según UGT, el acuerdo alcanzado contempla finalmente una indemnización de 40 días por año trabajado brutos, con un límite de 24 mensualidades a pagar.

El sindicato afirma que los empleados de entre 59 y 63 años que se acojan a las prejubilaciones percibirán entre un 80 % y un 90 % de su sueldo, con una indemnización complementaria de 5.000 euros para los trabajadores de más de 15 años de antigüedad y 10.000 euros para quien alcance los 20 años.

La empresa asume a su vez el compromiso de no volver a presentar un nuevo ERE en los próximos 12 meses.

Acerca de ProfesionalesHoy 14617 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy