El FMI propone retrasar la inclusión del yuan en su cesta hasta septiembre de 2016

Washington, 5 ago (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó retrasar hasta septiembre de 2016 la posible inclusión del yuan chino en la cesta de divisas que componen la Derechos Especiales de Giro (SDR, en inglés), la moneda que utiliza el organismo, para permitir dar a los usuarios tiempo de adaptación.

“Estamos proponiendo extender la actual cesta de SDR por nueve meses hasta el 30 de septiembre de 2016”, indicó Siddharth Tiwari, director del Departamento de Estrategia y Política del Fondo en un informe de revisión de las monedas que componen la cesta básica del organismo.

Tiwari indicó que esta recomendación, sobre la que el Directorio Ejecutivo tendrá que tomar una decisión antes de finales de año, se produce “en respuesta las opiniones de los países miembros del FMI sobre la conveniencia de evitar cambios en la cesta al final del año de calendario y (…) permitir a los usuarios ajustarse a una potencial modificación en esta si se decidiera incluir el yuan”.

“La prórroga propuesta en ningún modo prejuzga el tiempo de conclusión ni el resultado de la revisión”, precisó el funcionario.

El FMI, que revisa cada cinco años la composición de las divisas en las que se basan los SDR en función a los cambios de la economía global y que actualmente está compuesta por el dólar estadounidense, el euro, el yen japonés y la libra esterlina británica, debía decidir sobre este punto antes del final del año.

Se esperaba, de hecho, que este punto fuese uno de los elementos clave de las discusiones durante la asamblea anual de los 188 países miembros del FMI y el Banco Mundial que se celebrará en Lima, Perú, en octubre próximo.

Para incluir a una moneda en la cesta de SDR, ésta debe mostrar un significativo peso en el comercio internacional de bienes y servicios y haber sido calificada por el Fondo como de “uso libre”, es decir, que sea ampliamente utilizada como moneda de pago en transacciones internacionales e intercambiada en los principales mercados de divisas.

“El yuan chino (que el FMI denomina “renminbi”) es la única moneda que no se encuentra actualmente en la cesta y cumple con el criterio de exportaciones. Por tanto, un aspecto clave de la nueva revisión es si cumple con el criterio de uso libre”, señaló Tiwari sobre la moneda china.

Pekín ha realizado en los últimos años una importante campaña diplomática para defender la inclusión en la cesta del FMI de su moneda, lo que otorgaría una mayor credibilidad a su economía y elevaría la confianza internacional.

Si bien algunos países han defendido la inclusión del yuan, dado el creciente peso global de China, otros como EEUU se han mostrado más cautos al insistir en que las autoridades chinas aún deben avanzar más hacia la liberalización financiera y permitir una mayor flexibilidad en su tipo de cambio, aún intervenido por Pekín.

Acerca de ProfesionalesHoy 13147 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy