Los precios siguen en positivo por el alza de la vivienda, teléfono y viajes

Madrid, 13 ago (EFE).- Los precios de consumo mantuvieron en julio la tasa anual en el 0,1 %, la misma que el mes anterior, debido a los mayores costes de servicios de la vivienda, en concreto la subida de los precios de la electricidad, pero también de los servicios telefónicos y los viajes organizados.

Según las cifras publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), este dato corrige el adelantado hace dos semanas, que situaba la inflación interanual en España en el 0 % por el abaratamiento de los carburantes.

La subida del 0,1 % es la segunda de este año después de once meses en negativo si bien, en los últimos cinco meses, es decir, desde enero, la tasa se iba acercando progresivamente al cero.

Tras conocerse los datos, el Ministerio de Economía ha valorado que la inflación en España siga siendo inferior a la de la eurozona y ha subrayado que esto permite ganancias de competitividad y un efecto favorable en las exportaciones, la producción y el empleo.

Economía también se ha referido a la tasa subyacente, es decir, una vez eliminado el efecto de los alimentos frescos y la energía, que ha subido dos décimas, hasta el 0,8 %, y que es reflejo del dinamismo del consumo privado.

Por contra, los sindicatos han considerado que el índice de precios de consumo (IPC) de julio es resultado de la débil economía española.

En ese sentido, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha subrayado que una inflación muy baja es fruto de causas externas pero también de la “mala evolución” de las rentas, debida a los recortes del Gobierno y a la congelación salarial.

Sobre esto último, CCOO ha estimado que la ausencia de tensiones inflacionistas en la economía española plantea un contexto propicio par la subida de los sueldos.

Así, CCOO ha defendido un escenario de alzas “del 1 % o más” en aquellas empresas que lo permitan los beneficios y los incrementos de productividad, tal y como estable el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

Mientras, para la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA) un índice de precios “moderado y positivo” es bueno para la economía, contribuye a mejorar la competitividad y fomenta la demanda y el consumo.

De hecho, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha augurado que el IPC se mantendrá en tasas muy moderadas y cerrará el año en positivo “si sigue la evolución del precio de los carburantes a la baja”.

Por su parte, las asociaciones de autónomos UPTA y OPA consideran que la escasa recuperación del consumo interno es una de las razones por las que el IPC registra dos meses consecutivos sin experimentar crecimiento y han pedido medidas para recuperarlo.

Para UPTA, el dato del IPC se debe en “buena parte” a la bajada de los precios del combustible pero también es resultado de las dificultades de familias y empresas para consumir más.

Mientras, OPA sostiene que el IPC se encuentra “estancado” y que los datos de la inflación interanual reflejan el “lento crecimiento” del consumo en España, “apenas imperceptible para los autónomos que regentan un negocio”.

Acerca de ProfesionalesHoy 13530 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy