El FMI dice que España debe aprovechar el repunte para reducir un alto desempleo y la deuda

Washington, 14 ago (EFE).- El “importante cambio” en la confianza en España, reflejado en un crecimiento económico “muy por encima de la media de Europa”, debe aprovecharse para avanzar en las reformas estructurales que permitan encarar los problemas “persistentes” de alto desempleo, baja productividad de las pymes y voluminosa deuda, informó hoy el FMI.

En su informe completo de revisión anual de la economía española, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dibujó un optimista pero cauto panorama enmarcado por las previsiones de crecimiento del 3,1 % para 2015 y 2,5 % para 2016, “muy por encima de la media de la zona euro” que apenas se prevé crezca un 1,7 % este año.

“España registra un destacable repunte en la actividad económica como resultado de una contundente aplicación de reformas y favorables condiciones externas”, aseguró Helgue Berger, jefe de la misión del organismo a España.

Berger explicó que las “prioridades” para sostener esta expansión se sitúan en torno a la todavía “persistente” rigidez y “dualidad” del mercado laboral, el alto número y la baja productividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y un ajuste fiscal que sitúe la “elevada deuda pública en una senda firme de reducción”.

De hecho, advirtió de que a medida que el ciclo económico “madure” y “los vientos externos a favor se disipen”, la tendencia es que se vuelva a un crecimiento potencial “muy bajo” de cerca del 1,5 % anual.

Entre estos “significativos” apoyos externos, el organismo dirigido por Christine Lagarde citó los bajos precios del petróleo, la depreciación del euro y el estímulo monetario ofrecido por el Banco Central Europeo (BCE).

El FMI valoró positivamente la gradual agenda de austeridad implementada en España en los últimos años.

En concreto, señaló que la sostenida reducción del déficit ha sido fundamental para apuntalar la confianza en la economía española, aunque remarcó que la deuda pública sigue en alza y está ya cerca del 100 % del producto interior bruto (PIB).

“El ritmo de consolidación fiscal se ha ralentizado y se está estancando este año en términos estructurales”, subrayó, aunque señaló que es comprensible al tratarse de un año electoral.

En este sentido, los técnicos del FMI insistieron una vez más en “elevar los impuestos sobre bienes específicos y de carácter medioambiental, así como desmontar gradualmente los tipos de IVA reducido para poner más en línea con Europa los esfuerzos de recaudación en España”.

Además, respaldaron las recientes medidas de reforma fiscal del Gobierno español “hacia una transición desde los impuestos directos (ingresos) a los indirectos (consumo)” con el objetivo de apoyar un ajuste que no dañe el crecimiento.

Por otro lado, afirmaron que “en ausencia de mayores reformas” en el mercado laboral, cuyo índice de desempleo se prevé cierre 2015 en el 22 %, ésta se mantendrá en el nivel estructural estimado de en torno al 16 %.

De hecho, justificaron la “moderación del incremento salarial” en España como uno de los elementos que ha apoyado la creación de empleo, que llegó a sobrepasar el 26 % en 2013, y ayudado a “recuperar la competitividad perdida durante el boom de antes de la crisis”.

Para el futuro, y como conclusión, el informe alertó como “riesgo primordial un retroceso en las reformas ya aplicadas, algo que crearía incertidumbre y podría obstaculizar la recuperación, especialmente si el contexto externo empeorara de forma abrupta”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15850 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy