Grecia recibe tercer rescate de sus socios del euro y una nueva oportunidad

Céline Aemisegger y Rosa Jiménez

Bruselas, 14 ago (EFE).- Grecia recibirá de sus socios de la eurozona un tercer rescate de hasta 86.000 millones de euros hasta 2018, lo que da un nuevo balón de oxígeno al país para hacer frente a sus obligaciones financieras y tiempo para sanear su economía, aunque a cambio de duros ajustes y reformas en los próximos años.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona dieron hoy su visto bueno al tercer programa de asistencia financiera a Grecia, tras seis horas de deliberaciones en el Eurogrupo en las que se solucionaron las últimas cuestiones que quedaban abiertas con respecto a la recapitalización de la banca, el nuevo fondo de privatizaciones, los créditos morosos y la reforma de las pensiones.

“Los últimos seis meses han sido difíciles. Han puesto a prueba la paciencia de los políticos y todavía más la de los ciudadanos. Juntos, hemos mirado el abismo. Pero hoy estoy feliz de decir que todas las partes han respetado sus compromisos”, destacó el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker en un comunicado, en el que subrayó que con el acuerdo de hoy “Grecia es y seguirá siendo irreversiblemente un miembro de la zona del euro”.

El ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, afirmó por su parte que el acuerdo “ofrece muchas oportunidades”, como la posibilidad de que Grecia reforme su sector público, afronte los problemas de corrupción o de evasión fiscal o lleve a cabo “varias reformas estructurales muy importantes”, pero reconoció que “supone muchos problemas para muchos grupos sociales”.

Para evitar otro impago, el consejo de gobernadores del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) se reunirá el próximo día 19 por la tarde, una vez se haya aprobado el tercer rescate en varios parlamentos nacionales de la eurozona, para aprobar el acuerdo de financiación del programa, de manera que se desbloquee ya un primer tramo de 26.000 millones de euros.

De este tramo Atenas recibirá el próximo jueves una primera inyección de 13.000 millones de euros, con el que podrá hacer frente al pago de 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) ese mismo día.

Otros 3.000 millones de euros, los recibirá en uno o dos tramos en septiembre u octubre, sujetos al cumplimento de medidas específicas, lo que supone en total 16.000 millones.

Según el director gerente del MEDE, Klaus Regling, Grecia podrá así devolver los 7.160 millones de euros que ha recibido en un crédito puente de la UE, así como a los pagos al BCE y al FMI y saldar facturas “domésticas”.

Por otro lado, para la recapitalización de la banca se trasladarán 10.000 millones de euros inmediatamente a una cuenta especial del MEDE, con sede en Luxemburgo, en tanto que otros 15.000 millones de euros serán desembolsados tras una primera revisión del rescate antes del 15 de noviembre y teniendo en cuenta el análisis de la calidad de los activos y las pruebas de resistencia, entre otras exigencias.

En la recapitalización se verán afectados en el rescate interno los bonistas sénior, pero los depositantes serán excluidos.

Los préstamos del MEDE para el tercer rescate tendrán un vencimiento medio de 32,5 años.

Entre los cambios que ha introducido el Eurogrupo en el acuerdo consta además que las condiciones negociadas tendrán que ser especificadas más, especialmente en el área de la reforma de las pensiones, la estrategia y la gobernanza del sector financiero hasta la primera revisión del programa.

Igualmente se ha recalcado que Grecia tomará medidas “urgentes” para hace frente a los créditos morosos en el sector bancario y que dada la magnitud del problema, el Eurogrupo urge a Atenas a desarrollar todos los instrumentos necesarios, incluida la posibilidad de crear un banco malo, entre otras acciones.

En cuanto al fondo de privatizaciones, que estará establecido en Grecia y al que transferirá activos públicos por valor de 50.000 millones de euros, incluidas las acciones en bancos griegos después de su recapitalización, el Eurogrupo ha querido acelerar su creación a antes de fin de año.

Lo que no pudieron hacer hoy los ministros fue arrancar a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FM), Christine Lagarde -quien participó en todo momento en el Eurogrupo por teléfono-, un compromiso vinculante de la participación del Fondo en el tercer rescate, como había pedido Alemania.

Lagarde indicó, según explicó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que el directorio del FMI tomará una decisión en otoño “una vez se hayan especificado plenamente las reformas fiscales, estructurales y del sector financiero y se haya evaluado la necesidad de medidas adicionales y acordado un posible alivio de la deuda”.

En este sentido el Eurogrupo reiteró que está dispuesto a considerar, si fuera necesario, posibles periodos de gracia y vencimiento más prolongados para aliviar la deuda griega, pero recalcó de nuevo que “una quita nominal no puede ser llevada a cabo”.

No obstante, Dijsselbloem se mostró “optimista” acerca de la participación del FMI en el rescate, en tanto que Regling dijo que no espera que el MEDE tenga que desembolsar todos los 86.000 millones de euros, porque confía en que el Fondo “se sume al final y aporte financiación”.

Para España el rescate supondrá unos 10.000 millones, según dijo recientemente el propio ministro de Economía, Luis de Guindos. (audio)(foto)(vídeo)

Acerca de ProfesionalesHoy 13545 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy