Última hora

La UE da un voto de confianza a Grecia tras la dimisión de Tsipras

Bruselas, 21 ago (EFE).- La UE confía en que unas eventuales elecciones anticipadas en Grecia tras la dimisión del primer ministro, Alexis Tsipras, no harán descarrilar de nuevo un rescate que solo acaba de ser firmado, y espera incluso que sirvan para recabar más apoyo a un programa duro pero necesario para el país.

El anuncio el jueves por el líder del partido Syriza no sorprendió a nadie en la Unión Europea, cuyos principales líderes, entre ellos los presidentes de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, fueron informados antes de que Tsipras compareciera en la televisión pública griega.

“Si se ve la situación de Syriza, (las elecciones) eran un paso que se podía esperar, y para algunos incluso uno deseable para tener una configuración más clara del Gobierno griego”, explicó hoy el presidente del Grupo de Trabajo del Euro, Thomas Wieser, que prepara con los secretarios del Tesoro de los 19 países de la eurozona las reuniones de los ministros de Economía y Finanzas en el Eurogrupo.

A partir de ahí, la eurozona, lejos de mostrarse preocupada por la posibilidad de que una vez más la inestabilidad política en Atenas pudiera hacer tambalear un rescate multimillonario, ve incluso elementos positivos en unas elecciones anticipadas.

Espera que Tsipras logre formar una mayoría sin los “disidentes” de su partido, con lo que tendría un mandato más fuerte para llevar a cabo unas reformas y unos ajustes sumamente impopulares en su país a cambio de hasta 86.000 millones de euros de sus socios hasta 2018.

Dijsselbloem sostuvo hoy que la intención de Tsipras es lograr un “Ejecutivo estable” que continúe la senda proeuropeísta de Grecia.

Para el jefe de gabinete de Juncker, Martin Selmayr, unos comicios “pueden ser una vía para ampliar el apoyo al programa de asistencia financiera”, opinión compartida por Dijsselbloem.

En la eurozona recuerdan que la mayoría de los partidos de la oposición griega votaron en el Parlamento heleno a favor del rescate, y pese a que admiten que en el caso griego “nunca hay una garantía” de que se cumpla lo acordado, prefieren confiar en lo mejor.

De hecho, el ministro finlandés de Finanzas, Alexander Stubb, señaló hoy que el anuncio de Tsipras no afectará a la aplicación del rescate: “Damos por hecho que, cualquiera que sea el nuevo gobierno, este programa y sus condiciones se aplicarán”, aseguró.

Los socios de Atenas en la eurozona saben además que “los problemas de Grecia no van a desaparecer aunque se celebren elecciones”, según declaró Stubb al diario “Helsingin Sanomat”, apuntando así al hecho de que el país necesita el rescate y solo puede superar sus dificultades si se reforma profundamente.

Su homólogo eslovaco, Peter Kazimír, sí se mostró contrariado con la decisión “respetable” de Tsipras, al calificarla de “algo cínica” al producirse “inmediatamente después de recibir el primer desembolso” del rescate el jueves por la mañana.

“No obstante, tenemos que creer que cualquier Gobierno griego que venga implementará lo acordado”, escribió en la red social Twitter.

La CE recalcó hoy directamente que “no está preocupada” por la implementación de las medidas incluidas en el programa de reformas y ajustes, pero por si acaso recordó a los partidos griegos la importancia de que haya un “pleno respaldo” al rescate.

Precisamente para salvaguardarse de imprevistos, la eurozona ha insistido en las negociaciones y antes de firmar el rescate en la adopción e implementación de “medidas previas” por parte de Atenas.

“Las reformas pueden ser implementadas ya al margen de unas elecciones, declaró por ello la portavoz comunitaria de Asuntos Económicos, Annika Breidthardt, quien explicó que la aplicación de la próxima “oleada de medidas” no se espera hasta octubre.

Por contra, el presidente del Grupo de Trabajo del Euro sí auguró hoy una “clara desaceleración” en la aplicación de las reformas, dado que un Gobierno en funciones no tendría legitimidad para llevarlas adelante, dijo a la emisora austríaca ORF.

Los socios de Grecia tienen en cualquier caso la sartén por el mango, porque, como dijo hoy el portavoz del Ministerio alemán de Finanzas, Jürg Weißgerber, el pago de los próximos tramos del tercer rescate se ejecuta sólo si Atenas implementa las medidas acordadas.

También saben que solo en octubre hablarán de un eventual alivio a la deuda griega, una razón más, consideran, para que el futuro Ejecutivo heleno se atenga a lo pactado si quiere beneficiarse de condiciones más favorables en cuanto a los créditos e intereses.

Acerca de ProfesionalesHoy (12044 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy