Comienzan mañana las subastas de interrumpibilidad del sistema eléctrico

Madrid, 30 ago (EFE).- Las subastas de interrumpibilidad, que proporcionan compensaciones a las empresas por estar dispuestas a desconectarse del sistema eléctrico en caso de necesidad, empezarán mañana, lunes, y concluirán, en principio, el próximo viernes.

En las subastas se ofrecerán entre 293 y 407 bloques de 5 y 90 megavatios (Mw), lo que sitúa la potencia total ofertada entre 2.060 y 3.1040 megavatios.

El sistema de interrumpibilidad es una herramienta útil para el sistema eléctrico, ya que le permite liberar potencia en situaciones en las que la demanda de energía eléctrica supera a la producción.

Desde el año pasado, los pagos por interrumpibilidad se reparten mediante subastas en las que los distintos lotes se adjudican a las compañías que presentan las pujas más competitivas.

Este proceso está gestionado por Red Eléctrica de España (REE) y supervisado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Los dos tipos de bloques de potencia ofertados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo son de 5 megavatios (MW) y de 90 MW.

Se ofrecerán entre 7 y 13 lotes de 90 MW y entre 286 y 394 bloques de 5 MW, por lo que la potencia total que se prevé ofertar oscilará entre 2.060 MW y 3.140 MW.

Las pujas se llevan a cabo mediante un sistema informatizado de subastas de precio descendente, similar al de una lonja de pescado.

El precio inicial de los lotes de 5 MW ascenderá a 200.000 euros, y el de los de 90 MW será de 340.000 euros.

A partir de esas cifras, la puja irá descendiendo en escalones de 1.000 euros hasta que alguna compañía se decida a comprar al precio marcado.

El plazo de presentación de solicitudes finalizó el 12 de agosto, y el pasado lunes el operador del sistema ya habilitó para acudir a la subasta a las empresas que cumplían los requisitos.

No obstante, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) alertó el jueves de que varias fábricas del sector no habían conseguido la autorización para participar en las pujas al estar inmersas en procesos administrativos no resueltos e impugnados por las mismas

La patronal del papel avisó que este hecho “puede afectar gravemente” al futuro y la viabilidad de estas fábricas.

El año pasado, primero en el que se establecía este sistema, las subastas suscitaron un fuerte debate, ya que algunas industrias que tradicionalmente habían percibido estas retribuciones no entraron en la primera subasta, por lo que amenazaron con cerrar sus plantas.

Éste fue el caso de Alcoa que, tras la primera fase del proceso, anunció despidos colectivos en sus factorías de Avilés y La Coruña, aunque finalmente dio marcha atrás al obtener la interrumpibilidad en una subasta extraordinaria celebrada en diciembre.

El Tribunal Supremo admitió a trámite en febrero el recurso interpuesto por Acerinox Europa contra la orden ministerial que regula la interrumpibilidad.

Acerca de ProfesionalesHoy 14112 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy