La bolsa española cae en agosto el 8,24 por ciento, el mayor retroceso en 40 meses

Madrid, 31 ago (EFE).- El contagio a los mercados financieros, materias primas y países latinoamericanos de la desaceleración de la economía china y de la devaluación de su moneda han causado a la bolsa española en agosto una pérdida del 8,24 por ciento, la mayor caída mensual desde abril de 2012.

Además, la negociación en este mes también estuvo condicionada por la posibilidad de que la Reserva Federal -banco central estadounidense- decida una subida de los tipos de interés dentro de poco más de dos semanas.

Este futurible, unido a la depreciación del yuan, presionó a la cotización del euro, que osciló entre 1,09 y 1,17 dólares este mes, lo que tuvo consecuencias en el sector exportador europeo y en las divisas de países emergentes y en la cotización de empresas con intereses en ellos.

El anticipo de las elecciones en Grecia, después de que se hubiera alcanzado un acuerdo para el tercer rescate, también se convirtió en otro motivo para la caída de la bolsa en este tradicional período de baja actividad por las vacaciones veraniegas, lo que acentuó los altibajos del mercado.

A esto hubo que añadir los combates en la frontera entre las dos Coreas y la incidencia en las economías emergentes, especialmente notables en las exportadoras de materias primas, de las medidas chinas como factores perturbadores del mercado.

Después de un comienzo de mes calmado y marcado por las dudas existentes sobre la política monetaria que podría adoptar a mediados de septiembre la Reserva Federal (se especula que pueda subir los tipos de interés después de más de siete años y medio situados entre el 0 y el 0,25 por ciento), la bolsa se alteró.

En la segunda semana del mes empezó la convulsión con la devaluación programada del yuan (casi un 5 por ciento) y la extensión de sus consecuencias a otros mercados, divisas, materias primas, etc., con lo que la bolsa comenzó su retroceso.

A esto se añadió la publicación de datos económicos negativos de China, como la caída de las exportaciones o la contracción de la actividad industrial, y en la tercera semana del mes la bolsa española registraría el segundo peor resultado semanal del año con una caída cercana al 5,6 por ciento.

El período más convulso de este mes correspondió a la última semana, cuando se produjeron las mayores caídas diarias de los últimos años por el declive de los mercados asiáticos (Shanghái llegó a caer el 25 por ciento en cinco sesiones). El petróleo Brent bajaba a 42 dólares (termina el mes como acabó el anterior, alrededor de 52 dólares el barril).

Sin embargo, la bolsa se recuperaría con altibajos después de que el Banco Popular de China bajara los tipos de interés, rebajara el coeficiente de caja e inyectara dinero a los bancos para facilitar la liquidez de sus clientes.

Así, el lunes de la semana pasada la bolsa española vivió la mayor caída en tres años al bajar más del 5 por ciento y el miércoles ganó casi el 4 por ciento, el cuarto mejor resultado del ejercicio.

De las compañías del principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, que este mes ha perdido casi 1.000 puntos y ha cerrado en 10.259 puntos, han bajado treinta y tres y solo han subido dos.

Abengoa B, después de anunciar una ampliación de capital de 650 millones de euros, ha perdido el 46,8 por ciento, mientras que Repsol, afectada por la caída del barril de petróleo, el 16,63 por ciento, en tanto que ArcelorMittal cayó el 16,12 por ciento.

También terminaron con pérdidas superiores al 10 por ciento Mapfre (10,12 por ciento); BBVA (10,32 por ciento); Bankia (10,47 por ciento); FCC (12,84 por ciento); Banco Santander (13,11 por ciento), y Sacyr (13,14 por ciento).

Solo dos empresas han conseguido ganancias este mes: Indra, el 3,47 por ciento, después de haber aprobado un expediente de regulación de empleo que afecta a 1.800 trabajadores, en tanto que Aena avanzó el 2,09 por ciento tras anunciar reparto de dividendo.

Acerca de ProfesionalesHoy 14097 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy