Expertos prevén alza de ventas españolas a China si crece su consumo interno

Madrid, 5 sep (EFE).- Las exportaciones españolas a China saldrían beneficiadas si el país asiático profundizara en las reformas hacia un cambio de modelo de desarrollo, basado en el consumo de las familias, según prevén expertos consultados por Efe.

El profesor de Economía de IE Bussines School, Rafael Pampillón ha explicado que si el Gobierno chino continúa con el cambio de modelo económico “más consumista” y exige un mayor bienestar para el pueblo, es “muy probable que esto afecte positivamente a las exportaciones españolas”.

“Una economía que tiende a primar el consumo es una economía que presta más servicios”, ha indicado Pampillón, quien apunta que en el caso de que el consumo interno crezca en China, España podrá ayudar a mejorar el capital humano en sectores como el turismo, la auditoría, la asesoría financiera o las telecomunicaciones.

En relación con la devaluación del yuan, Pampillón ha descartado que vaya a afectar al conjunto de la balanza comercial española y estima que solo algunos sectores como el agroalimentario y el de los automóviles podrían sufrir reducciones de sus exportaciones, ya que se trata de movimientos “muy volátiles y de corto plazo”.

Por otra parte, el profesor del IE Bussines School ha vaticinado que China podría suponer una dura competencia a España a través de un incremento en las exportaciones de otros bienes que no sean de bajo contenido tecnológico.

Ante los posibles efectos de la devaluación del yuan en la relación comercial entre los dos países, el profesor de Esade Law School, Jaumé Giné considera que “el nivel de exposición del comercio exterior español con China es menor al de otros países” europeos como Alemania, ya que no se exportan tantos productos manufacturados.

Por ello, aunque sostiene que la depreciación del yuan afecta a España directa e indirectamente a corto plazo, aconseja mantenerse “expectante” para ver en qué medida China revierte la situación y lleva a cabo las reformas estructurales pendientes.

A este respecto, Giné ha detallado que “se ha avanzado poco” en el cambio de modelo de desarrollo hacia otro “mucho más sostenible”, basado en la demanda interna y en el sector servicios.

No obstante, ha afirmado que a medio plazo la tendencia de crecimiento en las ventas será positiva porque antes de la crisis, en China, había “un gran margen de crecimiento” de la cuota comercial, debido a que “los niveles son muy bajos en relación con otros competidores europeos como Italia”.

España va a vender más “con independencia de que China crezca menos” porque podemos hacerlo, ha dicho.

Giné señala que las empresas españolas deben continuar esforzándose por penetrar en el mercado chino y ha destacado que las principales oportunidades de negocio para España en los próximos años se darán en el sector servicios, en el medioambiental y aportando conocimientos al sector de los servicios.

En el último informe de comercio exterior distribuido por el Ministerio de Economía, las exportaciones españolas a China registraron un aumento interanual del 4,5 % por importe de 2.144 millones de euros en el primer semestre de 2015, frente a las importaciones que crecieron un 25,5 % y fueron por un valor de 11.306 millones.

Así, el déficit comercial entre ambos países durante los seis primeros meses del año se ha situado en 9.161 millones de euros, un 31,72 % más que el registrado en el año anterior.

Acerca de ProfesionalesHoy 13593 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy