Muere a los 84 años el empresario Ruiz Mateos, padre de Rumasa

Madrid/Cádiz, 7 sep (EFE).- El empresario José María Ruiz Mateos, fundador de la sociedad Rumasa que con el tiempo se convertiría en el primer grupo empresarial español y que fue expropiado en 1983, ha fallecido hoy a los 84 años tras una fractura de cadera en la localidad de El Puerto de Santa María (Cádiz).

Familiares y amigos de Ruiz Mateos han acudido durante la tarde a la residencia “Hermanitas de los Pobres” de este municipio gaditano, en la que la familia del empresario ha decidido instalar la capilla ardiente para una despedida en la intimidad, antes de su entierro mañana en su localidad natal de Rota.

El funeral será oficiado por el obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos, en la iglesia Nuestra Señora de la O, donde la familia Ruiz Mateos dispone de un columbario en el que están los restos de la madre del empresario, que fue declarado hijo predilecto de esta localidad en 2006.

Nacido en 1931, Ruiz Mateos protagonizó una vida de fundación de imperios y tramas empresariales, disputas con la Justicia y una gran exposición mediática, que mucha veces alentó con disfraces y puestas en escena singulares, como patriarca de un clan familiar que se rompió en los últimos años de vida.

Las últimas noticias sobre su situación se publicaron el pasado junio, cuando entró en la prisión madrileña de Soto del Real por tres delitos contra la Hacienda Pública, y un día después fue llevado al Hospital Gregorio Marañón para ser ingresado, debido a su estado de salud.

Ruiz Mateos fue una figura polémica que despertó lealtades y odios de manera desigual, que llevó a la bancarrota a su “imperio” por medio de una auténtica ingeniería financiera y cuya muerte cierra ahora un ciclo y un “clan familiar”, creado tras su matrimonio con Teresa Rivero, con quien tuvo trece hijos.

Comenzó su trayectoria profesional en el negocio familiar de exportación de vinos al Reino Unido hasta que en 1961 fundó la sociedad Rumasa, que con el tiempo llegó a convertirse en el primer grupo empresarial español con más de 700 empresas en 1982, aunque sólo 250 estaban operativas.

La expropiación de Rumasa en 1983 por el entonces gobierno socialista haría del ministro de Economía Miguel Boyer su enemigo, a quien llegó incluso a agredir en 1989 y espetarle la famosa frase “que te pego, leche”.

Tras la expropiación trasladó su residencia a Londres y meses después sería reclamado por la Justicia española; desapareció en 1984 de la capital británica y un año más tarde fue detenido en el aeropuerto de Fráncfort, Alemania.

En 1990 puso en marcha un nuevo consorcio familiar bajo la denominación de Nueva Rumasa, un entramado de empresas que con el tiempo se descubrió estaba plagado de testaferros y estructuras opacas en paraísos fiscales para evitar otra expropiación y que desembocó en procesos judiciales que han salpicado a la mayor parte de los miembros varones de la familia.

Absuelto por la Audiencia Nacional por el caso Rumasa en 1997 y condenado a tres años de prisión por el caso de la agencia de viajes Mundo Joven en 2005, logró el tercer grado a los pocos días de ingresar en la cárcel debido a su edad y delicado estado de salud.

En plena crisis económica, Nueva Rumasa inició en febrero de el 2009 varias emisiones de pagarés en empresas del grupo en las que garantizaba intereses de hasta el 12 %: las emisiones se convirtieron en un sistema de financiación piramidal y las compañías se declararon insolventes en 2011.

Tras la muerte de Ruiz Mateos, el exabogado de la familia Joaquín Yvancos ha afirmado que sus causas pendientes tanto en la Audiencia Nacional como en otros tribunales “continuarán, porque la deuda sigue” y ha recordado a Efe que en los últimos meses la capacidad cognitiva del empresario estaba “muy limitada” y que se estaban sobreseyendo muchas causas por su estado de salud.

Acerca de ProfesionalesHoy 12994 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy