Trenes y gas natural, los proyectos más promisorios para España en Irán

Teherán, 7 jul (EFE).- El desarrollo de proyectos de ferrocarril y la posibilidad de distribuir gas natural licuado (GNL) en Europa son los proyectos económicos más promisorios para España en Irán una vez que entre en vigor el levantamiento de las sanciones económicas sobre el país asiático.

Así lo anunciaron hoy los ministros españoles de Fomento, Ana Pastor, e Industria, José Manuel Soria, al concluir una intensa jornada de entrevistas y reuniones en Teherán en el marco de una visita que tenía como objetivo estimular la relación bilateral y que tuvo un marcado carácter económico.

Pastor y Soria, en una rueda de prensa a la que también asistió el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, desgranaron los rasgos más destacados de sus reuniones con sus homólogos iraníes y las oportunidades a su juicio más significativas para las empresas del país.

“Sin ninguna duda, donde las inversiones españolas tienen más oportunidades es en el sistema ferroviario. (…) Ven el modelo español, que es muy eficiente en cuanto a costes, y les interesa mucho el tema. Otra parte importante es la compra de material rodante”, afirmó Pastor.

La ministra apuntó que en este sector los proyectos iraníes están muy avanzados y necesitan “muchas cosas”, y que se trata de unas iniciativas enmarcadas en un plan de inversiones en infraestructura en los que el Gobierno iraní piensa gastar al menos 40.000 millones de euros en los próximos cinco años.

Por su parte, Soria, que mantuvo encuentros con tres ministros del Gobierno del moderado presidente iraní, Hasán Rohaní, y con el responsable del área de turismo, destacó el “extraordinario interés” que encontró en Irán para la llegada de empresas españolas, así como el reconocimiento de Teherán por la lealtad española a la República Islámica pese a las sanciones impuestas por su programa nuclear.

El ministro subrayó que la caída de las sanciones al calor del acuerdo con Occidente anunciado el pasado 14 de septiembre abren grandes oportunidades, que para España tendrán especial relevancia en el ámbito del GNL.

“Irán cuenta con una de las mayores reservas mundiales de gas, e Irán tendrá mucho interés en que a medida que ponga en explotación los yacimientos, estos tengan una salida. (…) Y en España están siete de las doce (plantas de GNL) que hay en toda Europa, por lo que, unido al gasoducto que doblará su capacidad de exportación a Europa, Irán ve una posibilidad de convertirse en una nueva fuente de suministro para el continente”, afirmó el ministro.

En función de este esquema, “Irán gana, gana España y gana Europa”.

Soria no descartó además la posibilidad de que empresas españolas puedan acometer la construcción de plantas gasificadoras en Irán, si bien reconoció que no era un tema que se hubiera hablado con las autoridades iraníes de forma concreta.

Además de este campo, el ministro también señaló al sector del Turismo, particularmente en el desarrollo del turismo cultural y en la construcción de hoteles, áreas en las que Irán solicitó expresamente la “colaboración” española.

Irán es un mercado de 80 millones de personas, con una renta per cápita media de 22.884 dólares, un crecimiento del PIB del 2 % y un PIB de 412.977 millones de dólares, lo que le hace ser la segunda economía de la región.

Cuenta, además, con las terceras mayores reservas de crudo del mundo y es el quinto país productor de gas natural.

Acerca de ProfesionalesHoy 14594 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy