La UE busca lograr un acuerdo sobre más intercambio de información sobre las resoluciones tributarias

Luxemburgo, 11 sep (EFE).- Los países de la Unión Europea (UE) se han marcado hoy el objetivo de llegar a un acuerdo para el intercambio obligatorio y automático trimestral de información sobre las resoluciones tributarias, a fin de impedir prácticas abusivas por parte de las multinacionales.

“Hemos acordado que vamos a avanzar rápidamente para concluir la directiva sobre el intercambio automático de información sobre resoluciones tributarias entre los Estados miembros, con el objetivo de finalizarla y adoptarla en el próximo Ecofin en el 6 de octubre”, anunció el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Pierre Gramegna, en una rueda de prensa.

La propuesta fue presentada en marzo por la Comisión tras los escándalos que creó la revelación de pactos fiscales beneficiosos como Luxemburgo, Holanda o Irlanda, e incluye una serie de medidas para erradicar la evasión fiscal y la planificación fiscal agresiva por parte de multinacionales en la Unión.

El objetivo de las nuevas normas es “asegurar que las compañías en la Unión Europea pagan su parte justa de los impuestos”, en palabras del comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

“Todos estamos al corriente de que algunas multinacionales pagan pocos o ningunos impuestos sobre los beneficios que logran en Europa, y eso es totalmente inaceptable”, dijo Moscovici.

La piedra angular de la propuesta trata de mejorar la cooperación entre los Estados miembros en términos de resoluciones tributarias, también conocidas como “tax rulings”, que en sí no constituyen un problema legal, pero sí moral y ético, ya que al ofrecer un trato fiscal ventajoso a las empresas puede llevar a una competencia considerada desleal.

También tratan de evitar que empresas matriz y filiales manipulen sus precios de transferencia, para aumentar sus costes o deducciones y disminuir sus ingresos sometidos a tributación.

“Hay una visión común y un análisis común de que ningún país puede aceptar una imposición muy baja o inexistente de las compañías que operan de manera transfronteriza”, explicó Gramegna al término de la primera jornada del Ecofin informal celebrada hoy en Luxemburgo.

Los veintiocho titulares del ramo mantienen un consenso sobre que “se debe luchar contra las prácticas impositivas y evitar los casos de doble imposición”, y con este espíritu hoy mantuvieron un debate sobre el modo de pactar un nivel mínimo efectivo de imposición, un “medio por el que podemos combatir esta cuestiones”, dijo Gramegna.

“Vamos a trabajar muy duro para asegurar que logramos este objetivo ambicioso, es una cuestión de credibilidad de la UE y la señal de que queremos estar avanzados en esta cuestión y que queremos una directiva que marque estándares para el resto del mundo”, añadió.

Gramegna indicó también que la Comisión Europea que en los “próximos días y semanas” publicará una revisión de la lista de países que no cumplen con todos los términos de transparencia exigidos por la UE.

Otra cuestión que ocupó a los ministros en el Ecofin fue la financiación que se dedica a la lucha contra el cambio climático, un debate plateado con la vista puesta en la cumbre climática COP21 que se celebra en París a finales de noviembre y principios de diciembre.

Gramegna señaló que el Ecofin ha coincidido en que “todos los actores tienen que jugar su parte para lograr los objetivos de financiación” y que a este respecto, la financiación privada tiene una gran importancia, por lo que es necesario establecer los “incentivos adecuados”.

Aunque no se ha tomado ninguna decisión concreta, la discusión de hoy ha servido para “marcar el tono” de la cuestión, que volverá a retomarse en otro encuentro el 10 de noviembre, dijo el ministro luxemburgués.

Moscovici, por su parte, destacó que la UE siempre se ha mantenido en la “primera línea en los esfuerzos” climáticos y es un “ejemplo, por lo que hay que estar orgullosos, incluso si hay que hacer aún más”.

Los ministros también abordaron, en una comida antes del encuentro, la marcha del “Plan Juncker” de inversiones, que pretende movilizar 315.000 millones de euros en tres años con financiación privada y publica para estimular la economía europea.

Acerca de ProfesionalesHoy 13576 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy