La Eurozona descarta una “gran renegociación” del rescate griego tras las elecciones

Luxemburgo, 12 sep (EFE).- Los países de la zona del euro descartan que el resultado de las elecciones griegas, sea el que sea, pueda llevar a abrir la puerta a grandes cambios en las condiciones asociadas al tercer rescate a Grecia, aunque sí dejaron margen a una cierta flexibilidad en algunos aspectos por definir.

“No habrá una gran renegociación política del programa, no es posible y no es necesario” dado el “amplio apoyo” mostrado por los partidos políticos al programa de condiciones cuando se aprobó en el Parlamento heleno, apuntó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijssebloem.

“El programa es el programa y es independiente del color político del Gobierno, y por supuesto que no hay ningún tipo de variación, ni modificación en función del resultado de las elecciones”, coincidió el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

El holandés recordó que sí hay una serie de cuestiones para las que el programa del rescate da margen de “definir los detalles” durante las sucesivas revisiones del cumplimiento de las condiciones que se le exigen a Atenas, pero dejó claro que esto “es muy diferente a renegociar el acuerdo”.

“Lógicamente siempre hay flexibilidad, pero es una flexibilidad que se aplica dentro de los límites del acuerdo en sí mismo”, apuntó De Guindos.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, reunidos hoy en un encuentro informal del Eurogrupo en Luxemburgo, abordaron la situación del país por primera vez después de la firma del tercer rescate griego de hasta 86.000 millones de euros, apenas ocho días antes de las elecciones anticipadas.

Los socios han aclarado que el resultado de los comicios no les quita el sueño, dado que los sondeos muestran un apoyo mayoritario de los ciudadanos griegos a los partidos que dieron su respaldo al rescate.

“No, no estoy preocupado”, afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

“No sé qué partido ganará, no sé qué coalición se formará, pero mi sensación si miro las encuestas es que aun hay una inmensa mayoría por los partidos que han apoyado el proceso que consiste en tener un programa” de rescate, añadió.

La eurozona tampoco ha tenido ningún reparo en recordar una vez más que, además, cualquier futuro desembolso del rescate está sujeto a que Atenas ponga en marcha más medidas acordadas.

Para poder cumplir con los objetivos marcados para septiembre y octubre, el Gobierno interino griego está trabajando de modo que todas las medidas queden “listas” para aprobadarse una vez se forme un nuevo Gobierno, explicó a sus socios el ministro heleno interino, Yorgos Juliarakis.

Estos esperan que la formación de un nuevo Ejecutivo sea rápida, de modo que se “pierda el menor tiempo posible”, tras lo que “la siguiente etapa clave después de las elecciones será la primera evaluación de la aplicación del acuerdo”, prevista ya para octubre, explicó Moscovici.

Esto incluye la adopción del presupuesto para 2016, completar la de reforma del sistema de pensiones, la puesta en marcha de una autoridad fiscal independiente y medidas para la recapitalización de los bancos, subrayó el comisario.

El miembro francés del Banco Central Europeo, Benoît Coeuré, destacó la importancia de que se cumplan rápidamente los compromisos para que Atenas pueda recibir la financiación del rescate pensada para recapitalizar la banca helena, 10.000 millones de euros.

“Destacamos la importancia de que el nuevo gobierno después de las elecciones progrese rápidamente en la aplicación del Memorando de Entendimiento (que establece las condiciones del rescate) para permitir la conclusión de la primera revisión en octubre”, recalcó Coeuré.

“Es crucial que los fondos adicionales estén disponibles a mediados de diciembre, para su uso potencial de cara a incrementar la fortaleza del sistema financiero”, añadió.

Las necesidades de financiación de la banca griega se conocerán una vez que el Banco Central Europeo finalice y publique el análisis a fondo del sector, que se espera en octubre.

El director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad, Klaus Regling, recordó que está previsto otro tramo de 3.000 millones de euros que puede desembolsarse en noviembre para que Atenas cubra “necesidades fiscales”, siempre y cuando “se cumplan los objetivos intermedios” marcados.

Regling también advirtió de que, tras la firma del rescate, las tensiones en los mercados se han disipado, situación que podría “darse la vuelta si hay problemas en la aplicación del programa”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15839 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy