Dimas Gimeno, un año de cambios y desencuentros al frente de El Corte Inglés

Madrid, 13 sep (EFE).- Dimas Gimeno cumple el día 16 un año al frente de El Corte Inglés, periodo en el que ha dado los primeros pasos para abrir la compañía al mercado, con la emisión de bonos y la entrada de un socio “externo”, y en el que se han puesto de manifiesto discrepancias con los herederos de los fundadores del grupo.

Esta incipiente apertura, materializada en una emisión de bonos de 600 millones de euros y la entrada en el accionariado de un jeque catarí, no ha venido acompañada de una mayor actividad pública de Gimeno, quien, fiel a sus predecesores, mantiene las distancias con los medios de comunicación.

En el terreno meramente empresarial, Gimeno ha logrado en su primer año de gestión al frente de El Corte Inglés reducir en un 30 % sus costes financieros, uno de los principales lastres del grupo, así como elevar las ventas totales de la compañía, dueña de otras enseñas como Hipercor y Sfera, por primera vez desde el inicio de la crisis.

El pasado 30 de agosto presidió su primera Junta de Accionistas de El Corte Inglés en sustitución de su tío Isidoro Álvarez, fallecido el 14 de septiembre del año pasado.

A propuesta del consejo de administración, la Junta acordó apartar del máximo órgano de decisión del grupo a Corporación Ceslar, representada por Carlota Areces y que aglutina la participación de los herederos de Ramón Areces, fundador del grupo junto a César Rodríguez, cuyos herederos están representados a través de Cartera Mancor.

Tanto Ceslar como Mancor habían puesto de manifiesto sus reticencias a la operación que ha dado entrada en el accionariado de El Corte Inglés al jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani quien, en función de diversas condiciones, podría llegar a controlar el 15 % de la compañía a cambio de financiación y cuya entrada estaría vinculada con una posible salida a bolsa de la compañía.

Ceslar, a la que El Corte Inglés ha decido apartar del Consejo por revelar los detalles del acuerdo con el jeque catarí, fue más allá y amenazó con impugnar los acuerdos del consejo que dieron entrada al jeque, sin que por el momento lo haya hecho.

El otro frente “familiar” ha sido el protagonizado por las hijas de Álvarez, Cristina y Marta Álvarez Guil, esta última actual miembro del consejo de administración de El Corte Inglés.

Pasados unos meses de la muerte de Álvarez, la Fundación Ramón Areces, accionista mayoritario de El Corte Inglés junto a Cartera de Valores IASA, dio entrada en el patronato a las hermanas Álvarez Guil y nombró presidente a Florencio Lasaga, en lugar de a Gimeno como habría cabido esperar, ya que su tío compaginó las dos presidencias.

Uno de los principales retos que afronta Gimeno al frente de El Corte Inglés es mantener el crecimiento del grupo con el fin de recuperar su rentabilidad y ventas -actualmente en mínimos, como reconoció ante la Junta-, sin renunciar al objetivo de la expansión internacional.

Para ello, además de ganar eficiencia en sus aprovisionamientos y apostar por el turismo de compras, El Corte Inglés basará su estrategia en el comercio online con la meta puesta en que sus grandes almacenes ofrecerán “el mejor catálogo de ventas en internet del mundo”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15859 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy