El debate de los Presupuestos enfrenta a PP y a la oposición por los funcionarios y las pensiones

Madrid, 14 sep (EFE).- El Pleno del Congreso ha iniciado hoy el debate del dictamen de los Presupuestos para 2016 y las enmiendas de la oposición en una primera sesión que ha enfrentado al PP y al resto de grupos acerca de la subida del 0,25 % para las pensiones o del incremento salarial del 1 % para los funcionarios.

Durante tres días está previsto que los responsables de los diferentes ministerios suban a la tribuna del Congreso para defender las cuentas del Ejecutivo para el próximo año que, una vez aprobadas, se remitirán al Senado para continuar su tramitación.

Los presupuestos para Asuntos Exteriores, con la intervención del ministro José Manuel García-Margallo, así como aspectos económicos que afectan a las pensiones, la deuda pública, las normas tributarias o los gastos de personal han sido los protagonistas en esta primera jornada de discusión en el Pleno.

García-Margallo ha defendido las cuentas de su departamento, que ascienden a 1.366 millones de euros, dentro de una “situación presupuestaria extraordinariamente complicada” y que supondrán la consolidación del modelo puesto en práctica con la Ley de Acción Exterior.

Sin embargo, la diputada del PSOE Trinidad Jiménez ha señalado que se trata de unos presupuestos de “escasa ambición”, que suponen un “debilitamiento de la presencia exterior” y ha lamentado el recorte sostenido en los últimos cuatro años en la cooperación al desarrollo.

En el ámbito económico, PP y oposición se han lanzado reproches acerca de la situación de los funcionarios y el popular José Alberto Martín-Toledano ha dicho que con la subida salarial del 1 % el Gobierno ha cumplido con su compromiso con los trabajadores públicos, al tiempo que ha invitado al PSOE a pedirles disculpas por haberles aplicado “el mayor recorte histórico” a sus rentas.

En cuanto a las pensiones, la diputada popular Carolina España ha defendido que los pensionistas están ganando poder adquisitivo gracias al IPC “contenido”, ha destacado el complemento por maternidad que incluyen los Presupuestos y ha pedido a los socialistas que dejen de engañar y meter miedo cuando ellos fueron quienes congelaron las prestaciones sociales.

En un sentido similar, el portavoz del PP Jaime Olano ha rechazado las recetas económicas del PSOE, que son las mismas, ha dicho, que arruinaron a España, y ha asegurado que los socialistas sólo piden “gasto, gasto y más gasto” mientras incorporan “ocurrencias” de sus “socios de la extrema izquierda”.

Desde la bancada contraria, la diputada del PSOE Susana Sumelzo ha acusado al PP de haber desarrollado una estrategia para destruir los servicios públicos y ha dicho que las medidas para funcionarios responden a “puros intereses electorales”, aunque ha indicado al PP que no tendrán resultado porque los ciudadanos no se dejan “manipular o engañar por las decisiones graciosas de un Gobierno”.

Asimismo, el también socialista Joan Rangel ha asegurado que la desigualdad es “la marca de la casa” del PP y ha atacado a los populares por desprestigiar la política y despreciar al Congreso, ya que han convertido los Presupuestos en un trámite y no en un debate.

Acerca de las pensiones, la diputada del PSOE Isabel López i Chamosa ha dicho que el sistema tiene un problema de ingresos debido a la reforma laboral o las tarifas planas de cotización y ha criticado que al mismo tiempo que suben el 0,25 % las pensiones, a los jubilados “les quitan de su bolsillo” 900 millones de euros por los copagos farmacéuticos.

El representante de CidU Pere Macías ha llamado la atención sobre la “insultante” subida de las pensiones para 2016, que para una retribución mínima de 600 euros supondrá un incremento de un euro y medio, mientras que su compañero de grupo Antoni Picó ha dicho que los Presupuestos no establecen las bases para reactivar el empleo y la economía ni tienen “alma social”.

Desde la Izquierda Plural, su diputado Alberto Garzón ha apostado por aumentar los ingresos públicos para tener mayor capacidad de actuación en educación, pensiones o salud, y ha abogado por que el crecimiento económico, “por pequeño o reducido que sea”, se distribuya de forma equitativa y no redunde sólo “en una minoría social”.

El parlamentario de UPyD Rafael Calduch ha calificado la política de pensiones del PP de “injusta y regresiva”, ha dudado de la sostenibilidad de la Seguridad Social en el medio y largo plazo y ha lamentado que el Gobierno no tenga “una verdadera voluntad política” para pactar y negociar enmiendas con la oposición.

En nombre del PNV, Pedro Azpiazu ha dicho que el debate “es falso como una moneda de chocolate” y ha afirmado que estos tres días de discusión consistirán “en huecas palabras” enmarcadas en el “fraude democrático” que suponen estos Presupuestos.

Acerca de ProfesionalesHoy 16724 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy