Queseros tradicionales piden que se aplique la flexibilidad de las normas de la UE

Bra (Italia) 20 sep (EFE).- El queso de elaboración artesanal es un valor en alza, pero sus productores en España no siempre lo tienen fácil por lo que reclaman una mayor unidad de acción a nivel europeo y que se apliquen las exenciones y flexibilidad que permiten las leyes de la Unión Europea.

Productores españoles participaron hoy en una mesa redonda durante la celebración de Cheese, encuentro internacional sobre el queso y la leche que cada dos años organiza el movimiento Slow Food, en la localidad italiana de Bra (norte).

“¿Quesos?. Doscientas formas de decir queso en España” era el título de a mesa redonda, que daba la idea de la gran variedad de productores y quesos artesanos que existen en el país.

Variedad que además responde a una gran calidad. “España tiene calidad, aunque no siempre se ve, sin embargo, gracias a personas como estas (los productores artesanales) la España de la calidad avanza”, señaló el moderador del debate, el periodista español establecido en Roma, Rossend Domênech.

Durante el debate se presentaron quesos procedentes de pequeños productores de Andalucía, Canarias, Castellón y Asturias. Algunos de ellos elaborados con leche cruda y con poca maduración y expusieron los problemas y trabas a los que se enfrentan.

La coordinador de la Red Español de Queserías de Campo y Artesanas (QueRed), Remedios Carrasco, dijo que los productores artesanos deben organizase “para pasar de la resistencia a la acción” y dirigir sus reclamaciones a las instancias oportunas, ya sea nacionales o europeas, dejando de quejarse “en los bares”.

Ese trabajo debe hacerse junto a otros productores europeos, con lo que ya están trabajando, pues los problemas que plantean la adaptación de las normas comunitarias son comunes a todos.

Las normas de la UE para la elaboración de quesos, por ejemplo en materia higiénico sanitaria, contemplan excepciones y flexibilidades que deben solicitar o aplicar las autoridades nacionales, por ejemplo en el empleo de materiales tradicionales como la madera o el cañizo.

“No se trata de un capricho, somos queseros singulares y únicos que para seguir haciendo nuestros productos necesitamos que se aplique esa flexibilidad”, explicó la presidenta de QueRed, María Jesús Jiménez, que ha recibido en Cheese el premio a la “Resistencia Quesera”.

Esta flexibilidad y exenciones a la norma comunitaria se puede aplicar, en cosas como el uso de materias tradicionales para la producción artesanal como la madera, el cañizo o el uso de cuevas.

Jiménez destacó que España tiene un potencial “impresionante” para hacer quesos artesanales y una riqueza geográfica impresionante que da origen a una gran variedad de pastos para lograr leche con personalidad propia que se traduce en quesos “únicos y singulares”.

“Sabemos hacer queso -dijo- y, sobre todo, nos encanta hacer queso. Es nuestra forma de vida”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14483 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy