Refinería La Rábida, 50 años de permanente carrera por la mejora continua

Huelva, 27 sep (EFE).- La Refinería La Rábida, en Palos de la Frontera (Huelva) y en manos de Cepsa desde 1991, celebra la próxima semana 50 años de vida, medio siglo en los que su “leitmotiv” ha sido una permanente carrera por la mejora continua, siendo en la actualidad una de las más rentables y eficientes de Europa.

Fue el 28 de febrero de 1965 cuando los americanos y españoles de la Rio Gulf de Petróleos S.A. (60 % Compañía Española de Minas de Río Tinto y 40 % Gulf Oil Corporation) plantaron una palmera, simbolizando el acto de “primera piedra”, en los terrenos en los que en la actualidad se asienta la factoría.

Dos años después, el 4 de abril de 1967 el crudo llegaba por primera vez a la torre de destilación de la planta, comenzando su actividad productiva y desde entonces viene desarrollando su actividad industrial principal en el campo del refino del petróleo.

La construcción de esta refinería supuso un hito fundamental en el desarrollo de ese polo industrial que por entonces quería conformarse en Huelva y su entorno y contó, cuentan los periódicos de la época, con una inversión de 90 millones de dólares.

En sus inicios, estas instalaciones trataban unos dos millones de toneladas de crudos de varias procedencias, además de obtener gases licuados, gasolinas, naftas, “gas-oils” y “fuel-oils”, así como azufre elemental.

Desde entonces han pasado cinco décadas en las que, pese a haber sido pequeña con respecto a sus competidoras, ha resaltado por sus valores internos y ha perdurado gracias al espíritu que se forjó en su nacimiento.

Un período que, como reconoce el actual director de las instalaciones, José Antonio Agüera, han constituido “una verdadera aventura” como consecuencia de cambios políticos y legislativos, el más importante, quizás, la privatización del sector, que ha obligado a la refinería a estar en “esa carrera permanente por la mejora continua, que es lo que nos ha dado sostenibilidad en el tiempo”.

En la actualidad, la capacidad de destilación de estas instalaciones se ha casi quintuplicado respecto a sus inicios, al situarse en 9.5 millones de toneladas al año y ello gracias a una apuesta decidida que el grupo Cepsa realizó por ellas a finales de la década pasada, a las que destinó una inversión de 1.144 millones de euros.

Se trata de un objetivo, el proyecto de Ampliación de la Capacidad de Producción de Destilados Medios (ACPDM), que se inauguró en 2010 y que supuso duplicar la capacidad de producción y convertir esta refinería en “una de las más rentables de Europa, al aportar mayor valor añadido a su producción”.

Un título que no es fácil de mantener y que exige un trabajo constante por “la máxima eficiencia”, apunta Agüera, y el producir a un menor coste, dos máximas que constituyen los retos permanentes de unas instalaciones por las que Cepsa ha apostado “a largo plazo”, y que a pesar de la crisis han logrado ser más competitivas en el exterior y han mantenido el empleo, cifrado en la actualidad en unos 2.000 puestos de trabajos directos e indirectos.

Una realidad, por tanto, para celebrar; una efeméride para la que se ha preparado la exposición fotográfica ’50 años Refinería La Rábida’ y que va a contar con el respaldo institucional del Gobierno, en la persona del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y en la del consejero andaluz de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado.

Medio siglo de historia que el próximo martes traerá el pasado al presente cuando, en las instalaciones de refinería, se plante una nueva palmera, como aquella de 1965, aunque esta vez no como símbolo de inicio, sino como símbolo de continuidad, de progreso y de compromiso social.

Acerca de ProfesionalesHoy 13013 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy