El déficit estatal se sitúa en el 2,53 % y AIReF no ve riesgo de incumplimiento

Madrid, 29 sep (EFE).- El déficit del Estado ha mantenido su tendencia a la baja al caer el 21,9 % hasta agosto, lo que equivale al 2,53 % del PIB (frente al objetivo del 2,9 % del PIB), y para el que, según la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), no se observa riesgo elevado de desviación.

El saldo negativo estatal de 27.324 millones de euros en términos de contabilidad nacional es consecuencia de unos ingresos de 114.220 millones (el 5,5 % más que en los ocho primeros meses de 2014) y de unos gastos de 141.544 millones (el 1,2 % menos).

El aumento de los ingresos es consecuencia del crecimiento del 6,7 % de los ingresos impositivos, con un aumento del 7,3 % del IVA.

Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, que incluyen los ingresos por IRPF e impuesto sobre sociedades, elevan su crecimiento al 4,9 % hasta agosto, a pesar de la rebaja de impuestos de la reforma fiscal.

En cuanto a los gastos, Hacienda incide en que en 2015 se incluyen dos operaciones sin correspondencia en el mismo periodo del año anterior, como son el coste extraordinario por la producción de energía eléctrica en los territorios no peninsulares y la devolución del 25 % de la paga extra de 2012.

Si se descuentan ambas operaciones, en términos homogéneos, los gastos caerían el 1,7 % hasta agosto.

Asimismo, en los primeros siete meses del año, las autonomías redujeron su déficit el 16,2 % interanual, hasta 7.900 millones de euros.

Hasta julio, el déficit consolidado de la administración central, comunidades autónomas y Seguridad Social fue de 33.739 millones (3,12 % del PIB), el 14,4 % menos que en el mismo periodo de 2014.

También se ha conocido hoy que las corporaciones locales aumentaron su superávit un 103,7 % en el primer semestre.

En un informe publicado hoy, la AIReF cree que el déficit previsto para la administración central en 2016 (2,2 % del PIB) es “alcanzable” y lo sustenta en el dinamismo de los ingresos tributarios, en la disminución de la transferencia al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y en la reducción prevista de la carga financiera de la deuda.

En cualquier caso, advierte de que para alcanzar el objetivo debe ayudar un buen punto de partida del cierre de 2015, “para el que no se aprecia riesgo elevado de desviación”.

La AIReF considera que en 2016 puede haber un “cierto” riesgo a la baja en los impuestos directos, sobre todo en el impuesto de sociedades, consecuencia de la incertidumbre por el impacto final de la reforma fiscal, por la evolución de la actividad económica y por el efecto final de la compensación de las bases imponibles negativas.

Asimismo, la AIReF reitera que la posibilidad de incumplimiento del objetivo para 2016 de los fondos de la Seguridad Social es muy elevada, con una desviación superior al 1 % del PIB.

Ello es debido a la confirmación del alza del déficit de 2015 y a la dificultad de alcanzar la previsión de ingresos de los Presupuestos de 2016.

En este sentido, indica que el gasto en pensiones parece bien “aquilatado”, si bien apunta que es “muy probable” que los ingresos evolucionen “sensiblemente” por debajo de lo previsto.

Entre sus recomendaciones, la AIReF pide que se garantice la compatibilidad entre los objetivos de estabilidad presupuestaria aprobados para los fondos de la Seguridad Social y la financiación de las prestaciones incluidas en el sistema.

Además, recomienda una “reflexión” sobre el diseño de la regla de gasto y su aplicación en las distintas administraciones públicas.

Acerca de ProfesionalesHoy 13548 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy