La gasolina y la electricidad agudizan la caída de los precios en septiembre

Madrid, 29 sep (EFE).- Los precios de consumo han caído el 0,9 % en septiembre, respecto al mismo mes del año pasado, lo que supone una aceleración de la caída de cinco décimas respecto a la registrada en agosto, algo que responde al mayor abaratamiento de la electricidad y los carburantes.

El indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC), que el Instituto Nacional de Estadística (INE) deberá confirmar el próximo 14 de octubre, muestra que los precios llevan ya dos años seguidos por debajo del 1 % y que el descenso de septiembre ha sido el mayor registrado en ese mes de los últimos cinco años.

Esta caída ha sido achacada por los expertos consultados por Efe al comportamiento que ha experimentado en el último año el barril de Brent (el de referencia para Europa), cuya cotización se situó a finales del mes de septiembre de 2014 por encima de los 94 dólares, el doble de los 47,9 dólares a los que cerró la sesión de ayer.

Por ello, el secretario de Estado de Economía y Competitividad, Íñigo Fernández de Mesa, ha señalado que la futura evolución del IPC dependerá del comportamiento de los precios del petróleo en los próximos meses.

No obstante, ha descartado que se vaya a hablar de deflación y ha indicado que el consumo se comporta de forma “muy dinámica” por la “mejora de la renta disponible de las familias y el aumento de la productividad de las empresas”.

La analista de Funcas María Jesús Fernández también ha atribuido el dato de septiembre al comportamiento de los productos energéticos y ha previsto que la inflación subyacente (sin energía ni alimentos frescos) se situará en tasas del 0,7 % ó 0,8 % y que el IPC cerrará el año en positivo.

En el mismo sentido, desde el Instituto de Estudios Económicos (IEE), el técnico del Servicio de Estudios Joaquín Blanco ha considerado que la caída se explica, casi exclusivamente, por el abaratamiento de la electricidad y los carburantes y que “poco tiene que ver con un escenario de deflación”.

Así, ha apuntado que la evolución de los mercados de las materias primas son exógenos a cualquier medida de política económica adoptada en España o en la UE y que, “en una situación de crecimiento del consumo privado”, esta evolución de los precios es positiva, porque ahorra costes a los hogares y a las empresas.

El catedrático de Banca de la escuela de negocios Esade Robert Tornadell ha manifestado que sus previsiones para el tercer trimestre del año eran menos negativas, puesto que esperaba que el alza del consumo compensase la caída del petróleo y su consiguiente abaratando de gasolinas y la electricidad que se genera con carburantes (como la térmica).

De cara al futuro, ha señalado que el precio del petróleo parece que mantendrá “una curva casi plana”, sin una tendencia clara al aumento, por lo que no ha descartado que en lo que queda de año se sigan registrando tasas negativas.

Con el dato interanual de septiembre, el IPC se mantiene en terreno negativo, continuando el descenso del 0,4 % de agosto y después de los ligeros aumentos del 0,1 % de los dos meses anteriores.

En junio se puso fin a once meses de caídas interanuales de los precios de consumo, que comenzaron en julio de 2014 (0,3 %) y que continuaron con una leve moderación en septiembre (0,2 %) y octubre (0,1 %), para volver a intensificarse en noviembre (0,4 %), diciembre (1 %) y enero (1,3 %).

A partir de ahí, se inició una moderación de los descensos registrados en febrero (1,1 %), marzo (0,7 %), abril (0,6 %) y mayo (0,2 %), para pasar a tasas positivas en junio y julio (ambos 0,1 %).

Acerca de ProfesionalesHoy 13529 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy