El Congreso de EEUU votará una ley de gastos temporal para evitar el cierre del Gobierno

Washington, 30 sep (EFE).- Demócratas y republicanos acercaron posturas en el Congreso de Estados Unidos para votar este miércoles una resolución temporal sobre los presupuestos federales y evitar así un cierre parcial del Gobierno a la medianoche de este miércoles, cuando expira el plazo.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, logró avanzar un texto legislativo sin enmiendas este lunes bajo el cual el Congreso dotaría de fondos al Gobierno hasta el 11 de diciembre próximo.

“El proyecto de ley no es que sea mi opción preferida para la financiación del Gobierno, pero es la forma más viable para avanzar tras las acciones extremas de los demócratas”, dijo McConnell, quien acusó al Partido Demócrata de bloquear en el Senado textos anteriores.

Las negociaciones sobre los presupuestos giran en torno a una disposición que quieren incluir algunos conservadores para retirar los fondos a la organización Planned Parenthood, después de que se revelaran unos polémicos vídeos en los que algunos de sus miembros hablaban con laxitud sobre la venta de tejidos fetales para investigación.

Así, quienes se oponen a aprobar el presupuesto con fondos para dicha organización no suman, sin embargo, los votos suficientes, ya que la mayoría republicana no quiere provocar otro cierre parcial de la Administración, como ocurrió en 2013.

El voto sobre la resolución presupuestaria en la Cámara alta está previsto a primera hora de la mañana en Washington, mientras que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ha dicho que ésta lo hará inmediatamente después de la votación de los senadores.

La aprobación de una ley de gastos provisional evitaría un cierre del Gobierno esta semana, pero la amenaza regresará en diciembre, cuando esta expire, y las probabilidades de no alcanzar un consenso aumentarán previsiblemente.

Los líderes republicanos quieren evitar una crisis presupuestaria y ya han empezado a hablar con el presidente estadounidense, Barack Obama, acerca de un acuerdo sobre el presupuesto para dos años, que abarque tanto el resto del año fiscal 2016 como el año fiscal 2017.

Un acuerdo presupuestario de este calado evitaría una discusión al respecto el año próximo, a apenas unas semanas de las elecciones presidenciales, pero lograrlo de facto dependerá en gran medida de la oposición más o menos férrea de los ultraconservadores del Tea Party, que forman un nutrido grupo en la Cámara baja.

La línea más dura del Partido Republicano cree que deben utilizar toda influencia en las negociaciones sobre el gasto para presentar medidas políticas que defiendan los intereses y valores conservadores, incluso si eso desencadena una amenaza de veto del presidente.

Ante la situación actual, el líder de la minoría demócrata del Senado, Harry Reid, consideró hoy que la situación muestra que el proceso de aprobación del presupuesto está roto.

“Estamos a tan solo un día del cierre. Me alegro de que tengamos un camino para evitarlo, pero este gobernar de crisis en crisis no es la manera de dirigir un país. Los demócratas hemos pedido negociaciones presupuestarias responsables, bipartidistas, durante meses. Esas negociaciones podrían haber evitado esta crisis innecesaria por completo”, añadió Reid.

Acerca de ProfesionalesHoy 15406 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy