El Gobierno aplaza la subasta de los 1,5 GHz, destinados a reforzar internet móvil

Madrid, 4 oct (EFE).- El Gobierno ha aplazado la subasta de la banda de los 1,5 gigaherzios (GHz), destinada a reforzar la velocidad de descarga en telefonía móvil, ante el escaso interés mostrado por los operadores que podrían optar a ella y porque la tecnología para su uso aún está en fase experimental.

En mayo pasado, la Comisión Europea decidió abrir esta banda de frecuencias, reservada hasta ahora a la radio digital, a la telefonía móvil y dio seis meses de plazo a los países miembro para acometer ese cambio en el uso de esas frecuencias.

Antes de llevar a cabo la licitación, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones lanzó una consulta pública para conocer la opinión de los distintos agentes interesados y proporcionarles un cauce de participación en el proceso de decisión.

Una vez finalizada, la conclusión es clara: “los operadores a los que iba destinada esta banda no tienen interés en ella”, responde a Efe el subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico, Antonio Fernández-Paniagua.

Y es que esta frecuencia tiene unas condiciones de uso muy concretas, armonizadas además para toda la Unión Europea (UE), ya que sólo se puede usar en sentido descendente, es decir, para transmitir datos desde la antena hacia el móvil del usuario, pero no al revés, por lo que su uso permitiría mejorar, por ejemplo, la cobertura del 4G o para descongestionar las redes.

“No es una banda de subida y bajada, es una banda que se destina exclusivamente a reforzar la capacidad de tráfico en bajada, de la red al usuario, porque el tráfico no es simétrico y necesita más capacidad de bajada que de subida”, explica Fernández-Paniagua.

¿Y a quién puede interesar entonces esta banda?

“Lógicamente sólo a operadores que ya tengan frecuencias en otras bandas y tengan subida y bajada”, como puede ser el caso de grandes operadores como Vodafone o Telefónica, responde el responsable español de Planificación y Gestión del espectro.

Por ello, aunque en la encuesta pública muchos operadores han expresado su interés en solicitar esa banda, se trata “de operadores de ámbito local o regional, que no tienen en general frecuencias en otras bandas que les permitan utilizar esta como ‘downloading’ suplementario”, añade.

Pero a este motivo se añade otro: la tecnología necesaria para el uso de esta banda aún no está disponible comercialmente.

“Se trata de tecnología que están desarrollando grandes empresas como Ericsson o Nokia, pero que de momento está en fase experimental. Experimentalmente está disponible, en prototipos, pero no comercialmente”, explica el alto cargo de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

La próxima semana se reúne el Comité de Espectro de la UE, encargado de hacer un seguimiento de la implementación de las diferentes decisiones relacionadas con este campo, y es allí donde España comunicará su decisión de no llevar a cabo la subasta.

Pero España no es el único país europeo que no subastará la banda de los 1,5 GHz: de hecho sólo Alemania la ha licitado, dentro de una gran subasta en el que ha incluido otras frecuencias.

“Hay muchos países que han manifestado lo mismo, que no van a licitarla todavía, fundamentalmente porque no hay tecnología disponible”, señala Fernández-Paniagua.

La banda de los 1.500 megaherzios no es la única banda pendiente que tiene el Gobierno, que aún debe subastar algunos bloques regionales de la banda de los 2,6 GHz que han ido quedando desiertos en las sucesivas subastas de esas frecuencias.

También está pendiente el segundo dividendo digital: la liberación de la banda de los 700 megaherzios, ocupada por las televisiones, para las operadoras de telefonía móvil.

Acerca de ProfesionalesHoy 14112 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy