Soria subraya que el trucaje de los motores diésel de Volkswagen es un caso aislado

Barcelona, 5 oct (EFE).- El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado hoy que el trucaje de los motores diésel de Volkswagen para limitar sus emisiones contaminantes es un “caso aislado” en la industria automovilística implantada en España.

Tras participar en un seminario internacional sobre energía organizado por la compañía Gas Natural Fenosa en Barcelona, el ministro ha comentado que se ha puesto en contacto con las 17 fábricas de automóviles ubicadas en España y que le han garantizado que “ni una sola de las marcas no pertenecientes a Volkswagen ha instalado” ese tipo de motores.

Soria ha resaltado el peso de la industria automovilística tanto en Europa como en España, que es el “segundo productor de automóviles por detrás de Alemania”, ha recordado, y ha subrayado su importancia en términos de creación de empleo en el país.

Por otra parte, el ministro ha reiterado que el Gobierno sigue estudiando cómo actuar en este caso frente a Volkswagen, aunque ha precisado que el informe de la abogacía del Estado aún no está listo.

Preguntado por si el Gobierno elaborará una propuesta para penalizar a Volkswagen, ha afirmado: “Si el software que incorporan los vehículos diésel tiene que ver con la limitación de emisiones de CO2, el Gobierno sí que se propondría la devolución de estas ayudas, pero teniendo en cuenta que se han dado directamente al comprador y no a la empresa”.

En esta línea, ha insistido en que, en ningún caso el Gobierno reclamaría la devolución de ayudas a los propios compradores.

A la pregunta de si el Gobierno actuará contra Volkswagen por fraude, se ha limitado a comentar: “En la medida en que tenga que ver con la limitación de emisiones que estén contempladas como base en las ayudas que se han dado, si tienen que ver con este tipo de emisiones, no le quepa ninguna duda”.

No obstante, el propio ministro ya dejó claro hace unos días, tras haberse puesto en contacto con responsables del Grupo Volkswagen, que la alteración de las datos de las emisiones solo afectan a las de óxido de nitrógeno y no a las de CO2, por lo que no tendría sentido reclamar las ayudas recibidas por el plan PIVE.

Por su parte, el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, al que también se ha preguntado por si la UE se plantea algún tipo de sanción a VW, se ha limitado a subrayar que hasta el momento la UE ha decidido “acelerar la puesta en marcha” de los nuevos sistemas de test, para garantizar que las emisiones contaminantes detectadas en un banco de pruebas se parezcan lo más posible a las producidas en la conducción real.

Asimismo, Soria ha destacado que el propio grupo Volkswagen ha puesto a disposición de los clientes afectados un teléfono de atención.

A la pregunta de si vería bien que la Justicia actuara en este caso, se ha limitado a responder que el Gobierno respetará siempre las investigaciones judiciales que se puedan dar.

Acerca de ProfesionalesHoy 15859 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy