La crisis del empleo juvenil se atenua pero está lejos de terminar, según la OIT

Ginebra, 8 oct (EFE).- La crisis del trabajo juvenil se atenua pero está lejos de terminar, dado que aún un 13 por ciento de los jóvenes en el mundo está desempleados, según advirtió hoy la OIT al presentar su informe “Tendencias globales del empleo juvenil 2015”.

A pesar de una leve recuperación en el período 2012-2014, la tasa de desempleo juvenil sigue estando muy por encima de los niveles anteriores a la crisis, cuando era de un 11,7 por ciento.

El texto muestra una disminución en el número de jóvenes desempleados, que llegó a 73,3 millones en 2014.

Esto significa 3,3 millones menos que los 76,6 millones registrados en 2009 durante el punto más alto de la crisis.

En comparación con 2012, la tasa de desempleo juvenil disminuyó en 1,4 puntos porcentuales en las economías desarrolladas y en la Unión Europea, y medio punto porcentual o menos en los países de Europa Central y Sudoriental (no UE) y las repúblicas exsoviéticas, en América Latina y el Caribe, y en África Subsahariana.

Las demás regiones -Asia Sudoriental y el Pacífico, Oriente Medio y África del Norte- registraron entre 2012 y 2014 un incremento de la tasa de desempleo juvenil o ningún cambio.

El informe también indica que entre 2007 y 2014, la relación entre el número de jóvenes en edad de trabajar y los que realmente tienen un empleo disminuyó 2,7 puntos porcentuales, pasando de 43,9 a un 41,2 por ciento.

Las tendencias decrecientes en la relación entre la población activa juvenil y los que realmente tienen un empleo están estrechamente relacionadas con las tendencias ascendentes de la escolarización, advierte el informe.

Según el estudio, el 31 por ciento de los jóvenes en los países de bajos ingresos no tienen ningún título educativo, frente al 6 por ciento en los países de ingresos medianos y al 2 por ciento en los países desarrollados.

En 2013, más de un tercio (37,8 %) de los jóvenes con trabajo en el mundo en desarrollo eran pobres.

Con respecto a América Latina y el Caribe, la tasa de desempleo juvenil pasó entre 2012 y 2014 del 13,5 % al 13,4 %, aunque se prevé que esta empeore considerablemente en los próximos meses a causa de la difícil situación económica en Brasil.

En relación a la Unión Europea y a las economías desarrolladas, la tasa de desempleo disminuyó entre 2012 y 2014, pasando del 18 % al 16,6 %, y se prevé que siga disminuyendo para situarse en un 15,1 por ciento en 2020.

Pero la recuperación está aún por llegar a muchos países europeos: en 2014, la tasa de desempleo juvenil superó el 20 por ciento en dos de cada tres países europeos.

Seis países mediterráneos tienen los peores resultados de toda la Unión Europea: España (53,2%), Grecia (52,4%) Croacia (45,5%), Italia (42,7%), Chipre (35,9 %) y Portugal (34,8%)).

En esos países, así como en otros cuatro (Bulgaria, Eslovenia, Irlanda, y Holanda) los niveles de desempleo fueron en 2014 el doble de lo que eran en 2008.

En 2014 la tasa global de desempleo juvenil de los países de altos ingresos estaba 6,5 puntos porcentuales por encima de la correspondiente a los países de bajos ingresos (16,1 y 9,6 %, respectivamente).

La proporción de jóvenes que no trabajan ni estudian, los llamados “NiNi”, aumentó drásticamente en 2010 en el contexto de la gran recesión en la mayoría de las economías desarrolladas.

No obstante, las proporciones del “NiNi” en la UE han empezado a reducirse desde el punto máximo (13,1 %) registrado en 2012 al 12,4 % en 2014, advierte el informe.

El año pasado, más de un tercio (35,5%) de los desempleados jóvenes llevaban más de un año buscando trabajo, un 32,6 por ciento más que en 2012.

El desempleo de larga duración también es preocupante en los países en desarrollo, si bien el informe recuerda que son muy pocos los jóvenes en las naciones pobres que pueden permitirse estar desempleados.

Acerca de ProfesionalesHoy 14097 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy