Estados Unidos profundiza el escándalo de VW al incluir a la marca Porsche

Washington (EFE), 2 nov (EFE).- Las autoridades estadounidenses ampliaron hoy el escándalo del trucaje de motores del Grupo Volkswagen al anunciar que Porsche también está implicado e incluir nuevos modelos más modernos de las marcas Volkswagen y Audi, aunque el fabricante alemán lo negó.

Según aseguró hoy la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, el Porsche Cayenne 2015, así como el Volkswagen Touareg 2014, Porsche Cayenne 2015 y Audi A6 Quattro, A7 Quattro, A8, A8L y Q5, tienen instalados software ilegal que oculta las emisiones reales.

El software sería igual al que el Grupo Volkswagen utiliza en sus vehículos de los modelos 2009 a 2015 dotados con motores diesel de 2 litros para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno durante las pruebas de contaminación que realizan las autoridades estadounidenses.

Pero por primera vez desde que estalló el escándalo el pasado 18 de septiembre, el trucaje afecta a la marca de vehículos deportivos de lujo Porsche y a los motores diesel de 3 litros que equipan a los todocaminos del grupo alemán.

“VW de nuevo no ha cumplido su obligación de ajustarse a la ley que protege el aire para todos los estadounidenses”, dijo en un comunicado Cynthia Giles, subdirectora de la Oficina de Cumplimiento de EPA.

“Todas las compañías deberían seguir las mismas reglas. EPA seguirá investigando estas graves cuestiones, para asegurar los beneficios de la Ley de Aire Limpio y las mismas reglas de juego para las empresas responsables”, añadió Giles.

Sin embargo, el Grupo Volkswagen negó que haya instalado en sus vehículos con motores V6 TDI de 3 litros el software ilegal.

VW dijo en un comunicado que la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos les informó hoy que “vehículos con motores V6 TDI tenían una función de software que no había sido descrita de forma adecuada en el proceso de aplicación”.

“Volkwagen AG desea señalar que no ha instalado software en los motores V6 diesel de 3 litros para alterar las características de emisiones de una forma prohibida”, añadió el comunicado.

La agencia federal también reveló hoy con mayor detalle el modo en que el software ilegal de VW opera para ocultar las emisiones reales de óxidos de nitrógeno, un producto que es considerado cancerígeno por los organismos de salud.

EPA señaló que VW ha instalado el software en el módulo de control electrónico de los vehículos señalados y que el programa “detecta cuando el vehículo está siendo examinado para determinar el cumplimiento de los estándares de emisiones de EPA”.

“Cuando el vehículo determina que está sujeto a una prueba de emisiones, opera en un modo de ‘condición de temperatura’ bajo en óxido de nitrógeno. En ese modo, el vehículo cumple los estándares de emisiones”, explicó la agencia federal.

“Exactamente un segundo después de la terminación de las fases iniciales del proceso de prueba, el vehículo inmediatamente cambia varios parámetros de funcionamiento que aumentan las emisiones de óxidos de nitrógeno e indican en el software que está cambiando a un ‘modo normal'”, continuó la EPA.

Cuando el motor empieza a funcionar en el “modo normal”, las emisiones de óxidos de nitrógeno se disparan a niveles nueve veces superiores a las permitidas por las leyes estadounidenses, “dependiendo del vehículo y el tipo de las condiciones de conducción”.

EPA también señaló que “en otras pruebas en las que el vehículo no experimenta condiciones de conducción similares a las del inicio del proceso de prueba federal, las emisiones son más elevadas desde el principio, consistente con el ‘modo normal'”.

La ampliación del trucaje de vehículos del Grupo Volkswagen añade 10.000 automóviles a los 480.000 ya identificados por EPA en septiembre como dotados con el software ilegal.

Pero las autoridades estadounidenses advirtieron que la cifra final puede ser mucho más elevada porque hasta el momento sólo ha realizado pruebas en los todocaminos del Grupo Volkswagen Touareg 2014, Cayenne 2015 y Audi 2016.

El motor diesel de 3 litros instalado en estos vehículos ha sido utilizado por el Grupo Volkswagen desde 2009.

El Grupo Volkswagen no ofreció ningún detalle sobre las nuevas revelaciones de las autoridades estadounidenses.

El fabricante alemán ha reconocido en el pasado que instaló el software ilegal en sus motores diesel de 2 litros para intentar engañar a las autoridades estadounidenses.

La compañía también ha reconocido que el escándalo puede afectar a millones de vehículos en todo el mundo.

Acerca de ProfesionalesHoy 13530 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy