El crecimiento de China no debería bajar del 6,5 % de 2016 a 2020, dice Xi

Pekín, 3 nov (EFE).- El crecimiento de la economía china no “debería bajar del 6,5 %” anual en los próximos cinco años, de 2016 a 2020, según avanzó hoy el presidente chino, Xi Jinping.

Se trata de la primera vez que el Gobierno chino habla de forma más concreta sobre sus previsiones de crecimiento para el próximo quinquenio y se produce una semana después de que el gobernante Partido Comunista de China (PCCh) acordara el plan económico para los próximos cinco años.

En un comunicado publicado hoy por el PCCh, Xi consideró que China debería mantener un ritmo de crecimiento “no menor al 6,5 %” anual para alcanzar el objetivo de doblar el producto interior bruto (PIB) y la renta per cápita que tenía el país en 2010 hacia el año 2020.

En el texto, el presidente también asegura que el Gobierno conseguirá su objetivo de erradicar la pobreza completamente en 2020.

El pasado domingo, el primer ministro chino, Li Keqiang, dijo en Seúl que la economía china seguirá creciendo a un ritmo aproximado del 7 % durante los próximos cinco años.

En 2014, el PIB chino subió un 7,3 % y para este año el Gobierno tiene previsto un incremento de “alrededor del 7 %”, que lleva camino de cumplirse.

Además, la declaración de Xi se produce después de que el Gobierno chino publicara hoy más detalles del nuevo plan quinquenal acordado por PCCh durante su reunión anual celebrada la semana pasada, y que está pendiente de ser ratificado por el Legislativo.

Pekín avanzó que se va a incrementar la competencia en los sectores petrolero, eléctrico, de telecomunicaciones, transportes y de servicios antes de 2020.

Además, el Gobierno se comprometió a acelerar las reformas para aumentar la transparencia en el sistema financiero, a estimular las inversiones chinas en el exterior y a reducir las restricciones a la llegada de capital foráneo.

Otra de las grandes aspiraciones es reducir las desigualdades y engrosar la clase media.

El presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, Xu Shaoshi, explicó en rueda de prensa que uno de los principales retos que afronta China en el próximo lustro es aumentar el consumo doméstico, las importaciones y las exportaciones.

China también creará un fondo destinado al “desarrollo verde” para promover las energías e industrias limpias, ya que, según dijo Xu, “es una de las principales preocupaciones” del Gobierno chino.

“Tenemos que combatir la contaminación del aire de forma urgente, también la contaminación del suelo”, señaló el presidente de la Comisión encargada de la planificación económica del país, quien recordó que Pekín ya ha tomado algunas medidas que harán que la contaminación baje en un futuro cercano.

Según datos ofrecidos por Xu, el uso de carbón en la región norteña de Pekín, Tianjin y Hebei (de las más contaminadas del país), conseguirá “crecimiento cero” tras 2017.

Sin contestar a la pregunta de si el objetivo de desarrollo “verde” repercutirá de alguna manera al crecimiento del país, Xu instó a la cooperación con otros gobiernos, organizaciones o empresas de otros países, de los que, creyó, China puede aprender.

Acerca de ProfesionalesHoy 15759 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy