El esc√°ndalo de Volkswagen se extiende con irregularidades en emisiones de CO2

Berl√≠n, 3 nov (EFE).- El esc√°ndalo de las manipulaciones en motores di√©sel del fabricante automovil√≠stico alem√°n Volkswagen se extendi√≥ hoy m√°s aun, al informar la propia compa√Ī√≠a de que se han detectado tambi√©n “irregularidades” en la certificaci√≥n de emisiones de CO2, que afectan a alrededor de 800.000 veh√≠culos del grupo.

Seg√ļn inform√≥ VW en un comunicado, en el marco de las investigaciones en torno a los motores di√©sel por las acusaciones de las autoridades medioambientales estadounidenses -que se centraban en las emisiones de √≥xido de nitr√≥geno (NOx)-, se han detectado qu√© modelos presentaron datos irregulares de emisiones de CO2.

Sin especificar marcas o modelos, la empresa cree que este caso puede afectar a 800.000 veh√≠culos, principalmente de motores di√©sel, y afirma que “los riesgos econ√≥micos se han cifrado en una primera evaluaci√≥n en 2.000 millones de euros”.

En septiembre, tras desvelarse el escándalo por el trucaje de los diésel, que afectaba a 9,5 millones de vehículos, ya anunció una provisión de 6.700 millones de euros.

Volkswagen, quien ayer mismo tuvo que salir al paso a otras informaciones procedentes de Estados Unidos y relacionadas con la marca de deportivos Porsche, explic√≥ ahora que se pondr√° en contacto “de manera inmediata” con las autoridades responsables de las homologaciones para trasladarles su informaci√≥n.

Con ello contribuir√° a realizar una estimaci√≥n m√°s fiable de las “consecuencias jur√≠dicas y econ√≥micas de unos hechos que no est√°n totalmente aclarados”.

El presidente de la junta directiva del grupo, Matthias M√ľller, record√≥ que desde el principio del esc√°ndalo se comprometi√≥ a aclarar lo sucedido “completamente y sin miramientos”, y aseguro que no se detendr√° “ante nada y ante nadie”.

“Es un proceso doloroso, pero no hay alternativa para nosotros. Para nosotros s√≥lo cuenta la verdad”, manifest√≥.

El comunicado de VW, difundido a √ļltima hora de la tarde, sigue a una jornada convulsa para la compa√Ī√≠a, que ayer neg√≥ nuevas acusaciones de las autoridades de EEUU.

La direcci√≥n del mayor fabricante de veh√≠culos de Europa tiene previsto reunirse en breve para analizar unos hechos que, de confirmarse, afectar√≠an a modelos de gama alta de las marcas VW, Audi y Porsche fabricados en los dos √ļltimos a√Īos, y sacudir√≠an de nuevo los cimientos -ya da√Īados- de un gigante en entredicho.

Audi y Porsche negaron hoy a medios alemanes que el escándalo afecte a más vehículos que los hasta ahora reconocidos.

Un portavoz de Audi descartó que los motores ahora cuestionados cuenten con un programa que sepa discernir cuándo está el vehículo en un banco de pruebas para cumplir con los límites de emisiones.

No obstante, reconoci√≥ que podr√≠a haber “una parte del software” que debe ser homologada ahora, cuando la Agencia para la Protecci√≥n Medioambiental (EPA) de EEUU haya estudiado las especificaciones.

“Cooperaremos plenamente con la EPA para aclarar sin reservas la situaci√≥n”, indic√≥ un portavoz de Porsche.

El diario econ√≥mico alem√°n “Handelsblatt” avanz√≥ que el reci√©n renovado consejo de vigilancia de Volkswagen tiene previsto reunirse esta semana para estudiar las nuevas acusaciones y que despu√©s M√ľller se pronunciar√° al respecto.

La canciller alemana, Angela Merkel insisti√≥ hoy en pedir “transparencia a todas las partes y cooperaci√≥n con los investigadores para “esclarecer r√°pidamente” lo sucedido.

Merkel ratific√≥ adem√°s que el esc√°ndalo “no ha cambiado nada” en las connotaciones del “Made in Germany” que, a su juicio, sigue siendo percibido como un signo de calidad.

La EPA reaviv√≥ ayer el esc√°ndalo en torno al grupo VW al lanzar una nueva alerta que “se a√Īade” a la anterior y que afecta los motores di√©sel de 3 litros V6 TDI montados desde 2014 y hasta la actualidad, y que, seg√ļn un comunicado, tambi√©n cuenta con un programa inform√°tico que reduce las emisiones de gases s√≥lo cuando el veh√≠culo en un banco de pruebas.

La agencia estadounidense identificó los modelos afectados como el Volkswagen Touareg 2014, el Porsche Cayenne 2015, y los Audi A6 Quattro, A7 Quattro, A8, A8L y Q5.

“Volkswagen de nuevo no ha cumplido su obligaci√≥n de ajustarse a la ley que protege el aire para todos los estadounidenses”, afirm√≥ Cynthia Giles, subdirectora de la Oficina de Cumplimiento de EPA.

Pese a la negaci√≥n, Volkswagen se mostr√≥ dispuesto a “cooperar plenamente con la EPA para aclarar por completo este asunto”.

El escándalo estalló el pasado 18 de septiembre, cuando la EPA informó de que varios motores diésel de 1,2, 1,6 y 2,0 litros incorporaban un software que trucaba las emisiones durante los test medioambientales, pero no en condiciones normales de conducción.

El fabricante deberá reparar unos 9,5 millones de vehículos de las marcas VW, Audio, Seat y Skoda vendidos principalmente en Europa, pero también en América del Norte, Asia y Oceanía.

Las revelaciones obligaron al hasta entonces presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, a abandonar su cargo junto a otros altos directivos.

Acerca de ProfesionalesHoy 16355 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy