La Eurozona insta a Grecia a cumplir con las reformas bancarias para recibir fondos

Bruselas, 9 nov (EFE).- Los socios del euro instaron hoy a Grecia a cumplir con las medidas pactadas para reforzar el sistema bancario griego, evitar retrasar la recapitalización de las entidades y obtener nuevos pagos dentro del tercer rescate financiero al país.

Pese a que Grecia no está cumpliendo con los plazos pactados con sus socios, las advertencias enviadas a Atenas han sido en un tono distendido, que contrasta con la tensión que envolvía las negociaciones sobre el malogrado segundo rescate hace unos meses.

“Se ha hecho mucho progreso, se ha hecho mucho trabajo”, reconoció el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, al término de la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro.

El mensaje de los socios de la moneda única para Grecia ha sido, no obstante, claro: el Gobierno de Atenas tiene que cumplir con todos sus compromisos, incluidos los cambios sobre las normas de ejecución hipotecaria, una cuestión extremadamente delicada para el primer ministro, Alexis Tsipras.

“Tiene que hacerse porque hay un triángulo formado por la recapitalización, las ejecuciones hipotecarias y la cuestión de la gobernaza (de los bancos). No se puede actuar en uno y en otros no”, explicó Dijsselbloem.

El tiempo apremia, pero la presión no viene tanto de los socios, sino de la banca: su proceso de recapitalización avanza más rápido de lo que se esperaba tanto fuera como dentro de Grecia y debe ser concluido antes de finales de año.

Pero para ello Atenas necesita los fondos del rescate destinados a este proceso, 10.000 millones de euros, y no los recibirá si no cumple antes lo pactado en los tres frentes.

“Estamos un poco bajo presión, porque la recapitalización va más rápida de lo que pensábamos. Los bancos tienen que ser recapitalizados antes y por eso algunos asuntos que podíamos haber abordado más adelante los tenemos que tratar ahora”, reconoció el propio titular griego, Euclides Tsakalotos.

“Tenemos una semana ahora para finalizar algunas cosas que han quedado pendientes (…) Pero tengo buenas expectativas de que tendremos muy buenas noticias la próxima semana”, añadió.

Los socios cuentan con que los bancos recurran al sector privado para lograr buena parte de sus necesidades -que el Banco Central Europeo (BCE) estima en 14.400 millones de euros en el peor escenario- y a otros 10.000 millones del rescate que están ya preparados, a la espera de que Atenas cumpla con lo pactado.

Si se retrasa este proceso, los inversores podrían temer que Grecia no acabe recibiendo este dinero, por lo que se complicaría el proceso de captación de fondos privados que están emprendiendo ahora las entidades helenas para cubrir parte de sus necesidades, algo que no interesa ni al Gobierno griego ni a sus socios del euro.

“El proceso de la recapitalización bancaria va mas rápido y suave de lo anticipado, y todo esto tiene que acelerarse”, insistió Dijsselbloem, quien también es ministro de Finanzas de Holanda.

Las instituciones acreedoras mantendrán ahora los contactos con las autoridades griegas para discutir los detalles pendientes, siempre con el objetivo de lograr el deseado acuerdo, que permitirá además el desembolso de un pago de 2.000 millones de euros a Grecia.

Los ministros han decidido que si se logra un consenso sobre los créditos morosos y las ejecuciones hipotecarias en los próximos días, así como sobre la reforma de la gobernanza bancaria, sus “número dos” se reunirán a más tardar a finales de la próxima semana para analizar lo pactado y dar luz verde, en su caso, al desembolso.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, recordó que estas medidas tiene una “especial incidencia en el ámbito bancario”, por lo que la eurozona quiere que se resuelvan antes de que se lleve a cabo cualquier inyección de capital público.

Sin embargo, aseguró que “no hay preocupación, sino urgencia” entre los socios del euro.

Por otra parte, el Eurogrupo ha tratado los primeros resultados de la misión de vigilancia de la evolución de la economía española que se realizan periódicamente tras el fin de rescate concedido al país para sanear su banca en dificultades.

“La valoración de la situación del sistema financiero español y de la situación macroeconómica española ha sido muy positiva”, afirmó el ministro de Economía de España, Luis De Guindos, quien reiteró que el país cumplirá sus objetivos de reducción de déficit público.

“Vemos mejoras significativas gracias a las reformas”, afirmó por su parte el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, aunque insistió en que sigue habiendo “retos” y en que es necesario que se hagan “más reformas para consolidar los progresos, aunque éstos son indiscutibles”.

Por María Tejero Martín

Acerca de ProfesionalesHoy 15759 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy