Alhambra someterá a debate el futuro del Hotel Reuma, en Paseo de los Tristes

Granada, 21 nov (EFE).- El Patronato que gestiona la Alhambra de Granada y el Generalife iniciará antes de que finalice este año un periodo de debate con técnicos, especialistas y ciudadanos para decidir el futuro del emblemático Hotel Reuma, situado a las faldas del monumento, en el entorno del famoso Paseo de los Tristes.

El director del conjunto monumental más visitado de España, Reynaldo Fernández, ha informado a Efe de que, antes de las reuniones y encuentros previstos, habrá además una exposición de fotografías sobre esta infraestructura y su entorno.

La muestra exhibirá a través de diferentes instantáneas la imagen de la zona donde su ubica el Hotel Reuma desde principios del siglo XIX y cómo ha ido evolucionando el paisaje del entorno de su emplazamiento, que constituye una de las vistas e imágenes más emblemáticas de la Alhambra desde la ladera del río Darro y en su conexión con el barrio del Albaicín, también declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

“Vamos a convocar reuniones para pedir las opiniones de todos y ver qué se puede hacer”, ha indicado Fernández, que ha asegurado que, en este asunto, el Patronato prefiere partir de una “postura neutral”.

Entre las opciones que se barajan se encuentran, ha detallado, la demolición total o parcial del inmueble o bien su restauración integral para recuperar su aspecto histórico.

Según el director del Patronato de la Alhambra, hay quienes opinan que el Hotel Reuma debe ser demolido para recuperar la imagen del bosque que rodea el conjunto monumental sin elementos interpuestos, mientras que otros consideran ya que es parte de la memoria visual y el paisaje asociado a este entorno patrimonial.

La actual configuración de la zona de Granada donde se sitúa hoy el Hotel Reuma data del siglo XVII, con posteriores ensanches y donde la clase privilegiada introdujo nuevos diseños de casas nobiliarias y palaciegas en torno al río Darro.

Situado en la colina de la Sabika, en la cuesta de las Chirimías y junto al Paseo de los Tristes, el hotel es un edificio construido a principios del siglo XX, que aprovechó parcialmente estructuras del Carmen de Santa Engracia.

El uso hotelero, a principios de siglo, duró apenas unos años, y a partir de 1926 sirvió como residencia de estudiantes y como casa de vecinos, lo que provocó modificaciones en la distribución de los espacios interiores.

En la parte baja del hotel, que ocupaba originariamente unas atarazanas, llegó a instalarse una fábrica de jabón y también una fábrica de cuerdas de cáñamo.

Se trata de un edificio de cuatro plantas, que suma más de ocho metros de altura de fachada, construido a base de rollizo y cañas y con una cubierta a cuatro aguas con estructura de tablazón y vigas de madera.

Entre las concesiones ornamentales de fachada destaca la cornisa y una cubierta afrancesada con vanos a modo de buhardilla y crestería parcialmente conservada.

El inmueble, con una superficie construida de 433 metros cuadrados, se incorporó al Patronato de la Alhambra y el Generalife en el año 2000, cuando fue adquirido a la Compañía Mercantil Alboscasa Mediterránea.

Acerca de ProfesionalesHoy 13509 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy