Dos sindicalistas veteranos en UGT se perfilan como sucesores de Méndez

Madrid, 21 nov (EFE).- UGT fija esta semana las bases de su nueva estructura dentro de un proceso de renovación que incluye el relevo en la secretaría general, a la que se prevé concurran dos veteranos: Miguel Ángel Cilleros, responsable de Servicios para la Movilidad, y Josep María Álvarez, secretario general en Cataluña.

De esta forma, el proceso de modernización del sindicato irá parejo al relevo de Cándido Méndez, tras más de dos décadas al frente del sindicato, si bien parece, según fuentes de UGT, que en esa disputa por la secretaría no va a primar el cambio generacional con un candidato más joven sino “la experiencia y la trayectoria” como herramientas fundamentales para capitanear el cambio.

Fuentes de UGT han explicado a Efe que buena parte del sindicato piensa que la juventud “no es un valor ni una cualidad” y han recordado que el anterior congreso limitó a tres los mandatos para estar al frente de la secretaría, con lo que “el relevo generacional podría llegar a posteriori”.

Para dar el pistoletazo de salida a la modernización del sindicato y a la reelección del secretario general, esta semana (25 y 26 de noviembre) se reúne el Comité Confederal, máximo órgano entre congresos, que debatirá el adelgazamiento de la estructura, ya que se pasará de 6 a 3 federaciones.

Pero sobre todo, se abordará un “cambio cultural” que permita más participación de las federaciones en las decisiones de la Ejecutiva.

En declaraciones a EFE, Josep María Álvarez ha explicado que lo que le mueve a participar en este debate de la sucesión es “lo que pueda aportar al sindicato” desde su dilatada experiencia en Cataluña, “no hay otra perspectiva”.

Álvarez, de 59 años, ha reconocido que hay compañeros que le han propuesto: “y yo no he dicho que no”, pero también ha querido dejar claro que no está en ninguna carrera, ni rivalizando con nadie por ser secretario general.

Ha admitido que tiene el apoyo de la Federación de Metal, Construcción y Afines (UGT-MCA) y, previsiblemente, de la catalana pero ha asegurado que el debate ahora está en “actualizar el sindicato” y “hablar de equipos”, no de “hiperliderazgo”.

Se trata, ha dicho, de poner encima de la mesa un proyecto común, de aunar esfuerzos y dejar claro que no se trata sólo del relevo de la Secretaría General sino de toda la Comisión Ejecutiva.

Además, Álvarez ha abierto incluso la posibilidad a una candidatura de consenso ya que su interés es afrontar el cambio con voluntad de equipo, no desde la confrontación.

Por su parte, Miguel Ángel Cilleros, de 53 años, ha admitido que la posibilidad de dirigir el sindicato le produce “vértigo” y ha comentado que él, de momento, no habla como candidato ya que todavía no ha dado el paso formal.

No obstante, ha precisado que “sólo dará ese paso” si sabe que tiene detrás apoyos suficientes, “de no ser así lo único que haría sería enturbiar el proceso”.

Sobre el relevo generacional demandado en su día por Cándido Méndez, Cilleros ha considerado que no se pueden hacer “experimentos” y esta organización “no puede estar cada 3-4 años con una situación de incertidumbre. Somos una maquinaria muy pesada que cuesta poner en marcha”.

Cilleros ha apostado por compaginar edad con experiencia y responsabilidad, ha descartado que haya ningún “choque generacional” y ha pedido que no se precipite el debate de candidaturas.

En su opinión, se trata de que el sindicato se desarrolle “de manera capilar” y llegue al centro de trabajo, y para eso hace falta un proyecto “a medio y largo plazo” ya que “uno transitorio” debilitaría la organización.

Sobre el período máximo de 3 mandatos, Cilleros ha recordado que UGT pasa “reválida” cada cierto tiempo, por lo que si quien dirige la organización se equivoca el propio sindicato tiene los mecanismos democráticos para rectificar.

Si bien Cilleros y Álvarez se perfilan, de momento, como los candidatos con más posibilidades, según fuentes de UGT, también la secretaria general de Andalucía, Carmen Castilla, ha desvelado en algún momento su intención de concurrir como candidata igual que la responsable de Cantabria, María Jesús Cedrún.

Todo el proceso de renovación culminará con el 42 Congreso, que se celebrará del 9 al 12 de marzo, y que será el del “cambio integral” de estructura y de liderazgo, tal y como anunció hace un año el propio Méndez, que entonces apostó por el “relevo generacional” en línea con las formaciones políticas.

Acerca de ProfesionalesHoy 14602 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy