El Banco de España ve a las empresas más preparadas para invertir y contratar

Madrid, 24 nov (EFE).- Las empresas no financieras españolas aumentaron un 28,6 % sus beneficios hasta septiembre, unas cifras que reflejan la recuperación de la actividad económica y que, a juicio del Banco de España, las sitúa en una “posición más propicia para acometer decisiones de inversión y contratación”.

Según los datos de la Central de Balances Trimestral del Banco de España, las empresas han mejorado su actividad empresarial apoyadas en la recuperación económica, aunque también contribuyeron a la mejora “una serie de gastos e ingresos atípicos”.

Sin estos extraordinarios, el resultado ordinario neto crece un 19,7 % mientras que el valor añadido bruto (VAB) -que mide la actividad de las empresas- aumentó un 4,2 % hasta septiembre frente al crecimiento del 1,4 % que se apuntó el año pasado.

Por tamaño de empresas, las pymes experimentaron una evolución más favorable que las de mayor dimensión.

En rueda de prensa, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha enumerado cuatro factores que han favorecido la mejora: la fortaleza de la demanda interna, el dinamismo de las ventas al exterior, los crecimientos moderados de los costes laborales o las favorables condiciones de financiación, entre otros aspectos.

Las empresas, ha añadido Hernández de Cos, han elevado sus rentabilidades, aunque aún siguen por debajo de los niveles previos a la crisis.

En concreto, la relación entre el resultado del ejercicio y la actividad -el VAB- se sitúa actualmente en el 13,7 % frente al 20 % que alcanzó en 2007. Esta tasa llegó a ser negativa en 2012.

Desde el Banco de España han subrayado, no obstante, que las cifras de las empresas y los ajustes realizados en los balances “se han traducido en una mejora de la situación económica y patrimonial” que las sitúa en “una posición más propicia para acometer decisiones de inversión y contratación”.

Al detalle de las cuentas hasta septiembre, los ingresos financieros cayeron, un 4,8 %, afectados por los menores dividendos e intereses; mientras que los gastos financieros se redujeron un 9,2 % por la caída de los costes de financiación.

En cuanto al empleo, los gastos de personal subieron el 2,2 %, frente al 0,4 % de incremento de un año antes, mientras que la remuneración media de los empleados creció un 0,6 % frente al 1,1 % de subida de un año antes.

En este punto, Hernández de Cos ha explicado que ha comenzado a crecer el empleo -el crecimiento del número medio de trabajadores hasta septiembre fue del 1,6 % frente al retroceso del 0,8 % en el mismo periodo de un año antes- pero con salarios inferiores a los de los trabajadores ya en plantilla.

En 2014 también se redujo el porcentaje de empresas que destruyeron empleo, situándose en el 86,5 %, 10 puntos más que la cifra del ejercicio previo.

Por tipo de contrato, el de carácter temporal aumentó con intensidad, un 13,2 %, mientras que el número de trabajadores con contrato fijo siguió cayendo aunque a menor ritmo: un 0,4 % frente al 1,2 % de un año antes.

En este sentido, Hernández de Cos ha recordado que el dualismo del mercado laboral se enfrenta a algunos retos, sobre todo, desde el punto de vista de la productividad de empresas y trabajadores, un ámbito en el que “no parece que las ultimas reformas laborales hayan mejorado mucho”.

De vuelta a los resultados de las empresas, por sectores, la tendencia de mejora en el valor añadido bruto (VAB) se hizo evidente en la mayoría de sectores.

En Industria, el incremento fue del 24,2 % mientras que en Comercio y Hostelería fue del 3,4 %. En Información y Comunicaciones se produjo un descenso del 2,8 % y Energía, del 2,7 %, mientras que las empresas agrupadas en el resto de actividades subieron un 3,6 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 14616 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy