Última hora

Botín admite que la banca no puede ser tan rentable como antes de la crisis

Madrid, 26 nov (EFE).- La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha admitido hoy que las entidades financieras no pueden alcanzar los niveles de rentabilidad que tenían antes de la crisis debido, sobre todo, a las mayores exigencias regulatorias.

Botín se ha expresado de esta forma en su intervención en la Conferencia Internacional de Banca celebrada hoy en la Ciudad Financiera de la entidad en Boadilla del Monte (Madrid), en la que también han intervenido, entre otros, el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el gobernador del Banco de España, Luis María Linde.

Pese a los “grandes esfuerzos” que han hecho las entidades, “el cambio intenso” experimentado por el sector en los últimos años impide que se alcance la rentabilidad anterior a la crisis, por factores como el alto coste del capital, que roza el 10 % para los bancos europeos, con lo que la rentabilidad del mismo ha caído desde el 20 % de 2007 al actual 4 %.

Y si a ello unimos “los muy bajos tipos de interés y el débil crecimiento de las economías desarrolladas”, resulta todo un reto para el sector, explicó la presidenta del Banco Santander.

Sin embargo, también hay buenas noticias, y es que Botín espera que estemos “más cerca del final que del principio de este ciclo que empezó con la crisis financiera”.

“Esperamos que el crecimiento mundial se acelere pronto y, con él, nuestra capacidad para crecer con nuestros clientes y generar una mayor rentabilidad”, dijo Botín, que recordó que el FMI prevé que el crecimiento del PIB mundial aumente del 3,1 % de este año al 3,6 % en 2016.

Sobre el futuro del sector, Botín considera que ha fortalecido sus balances y está trabajando para mejorar la manera en la que se hacen las cosas.

Y no sólo eso, sino que los bancos “pueden ayudar a abordar los grandes retos económicos y sociales”, lo que nos debería dar confianza en su futuro.

Pero esa confianza hay que generarla, y para ello hay que gestionar las consecuencias de ser uno de los “demasiado grandes para caer” (too-big-to-fail), al mismo tiempo que compiten con los nuevos jugadores demasiado pequeños para ser regulados.

Para ello, la presidenta abogó por poner el foco en una banca sostenible, con visión de largo plazo, una banca responsable, flexible y rentable, que pueda contribuir al crecimiento de la economía y fomente la innovación, el emprendimiento y el crecimiento sostenible.

“La estructura del Santander, con bancos locales fuertes, es única y refleja nuestra misión de contribuir al progreso de las personas y las empresas”, dijo.

“La diversificación nos hace fuertes”, afirmó Botín, que insistió en que “la crisis ya ha pasado y debemos estar orgullosos de nuestro objetivo: generar beneficios de forma responsable”.

Y como conclusión de su intervención, Botín citó unas palabras del financiero Warren Buffet, que dijo que “hay que buscar personas con tres cualidades: integridad, inteligencia y energía. Si no tienes la primera, las otras dos te matarán”.

“Al mundo de la banca nunca le faltó gente con gran inteligencia y energía”, dijo la presidenta, que se mostró convencida de que “será la integridad lo que determine nuestro éxito en los próximos años”.

“El futuro ha cambiado, pero puede ser mejor que nunca”, finalizó.

Acerca de ProfesionalesHoy (11537 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy