Draghi: no hay un “límite particular” en las medidas monetarias del BCE

Nueva York, 4 dic (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, afirmó hoy que no hay un “límite particular” para actuar en política monetaria y no descartó nuevas medidas para intensificar el programa de expansión cuantitativa.

Si es necesario, el programa de expansión cuantitativa, o de compra de deuda, “se recalibrará”, afirmó Draghi en una intervención en el Club Económico de Nueva York.

“No puede haber límites sobre lo lejos que estamos dispuestos a llegar en la utilización de nuestros instrumentos, dentro de nuestro mandato”, agregó Draghi.

El presidente del BCE pronunció un discurso en Nueva York y participó en un debate posterior un día después de que anunciara que la entidad prolonga el programa de compra de deuda hasta marzo de 2017, pero sin aumentar los montos.

El Consejo de Gobierno del BCE también anunció el jueves un encarecimiento más en la tasa de interés de depósito, con la que remunera a los bancos a un día, en diez puntos básicos, hasta el -0,30 %.

Estas medidas decepcionaron al mercado, que esperaba estímulos monetarios más agresivos, pero, como recordó hoy Draghi en Nueva York, sus decisiones no buscan “satisfacer las expectaciones de los mercados”.

En su intervención, Draghi recordó que las medidas de política monetaria “son siempre condicionales” y surgen de la revisión continua de la coyuntura económica y financiera.

Si hay condiciones que cambian y necesitan de nuevas respuestas, “por supuesto que estamos dispuestos en cualquier momento a ajustar esta variedad de herramientas” para garantizar una inflación en torno al 2 %, agregó.

“No hay un límite particular sobre cómo podemos usar cualquiera de nuestras herramientas”, insistió, y recordó que el mandato del BCE es el de mantener la estabilidad de los precios.

“Que no haya dudas de que si tenemos que intensificar el uso de nuestros instrumentos para asegurarnos de que alcanzamos nuestro mandato de estabilidad de precios, lo haremos”, recalcó.

El BCE compran desde marzo pasado mensualmente deuda pública y privada de la zona del euro, sobre todo deuda soberana, por valor de 60.000 millones de euros.

Estos anuncios, que fueron recibidos con desánimo por los mercados, generaron fuertes caídas bursátiles, que seguían hoy en Europa, aunque Wall Street avanzaba hoy considerablemente.

En su discurso, Draghi mostró su confianza en que se podrá garantizar el camino para conseguir una inflación del 2 % gracias a las medidas que se aplican.

“En cualquier caso, podemos desplegar nuestras herramientas más allá su fuera necesario”, insistió.

En un debate posterior volvió a justificar las decisiones anunciadas ayer jueves e insistió en la meta del 2 % de inflación, aunque también reconoció que la política monetaria del BCE “no puede hacerlo todo”.

En ese sentido, dijo que los gobiernos de la eurozona necesitan “muchas acciones” que tengan en cuenta reformas estructurales en temas como el empleo o la competitividad.

“El programa de reformas es fundamental para conseguir el objetivo completo”, insistió.

Consultado sobre si el discurso que pronunció hoy en Nueva York intentaba reparar el daño ocasionado en los mercados por las decisiones de ayer, Draghi, entre bromas, respondió con una contradicción: “Realmente no… Bueno, por supuesto”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15398 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy