La UE estudiará mantener las medidas antidumping y los antisubsidios a los paneles chinos

Bruselas, 5 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) ha decidido examinar el mantenimiento de los derechos antidumping y antisubsidios a las importaciones de paneles solares procedentes de China que la Unión Europea (UE) impuso hace dos años y que están a punto de expirar en los próximos días.

El Ejecutivo comunitario anunció hoy su decisión en el Diario Oficial de la Unión Europea (UE), que implica una investigación de “reconsideración provisional parcial” de las medidas aplicables a las importaciones de módulos fotovoltaicos de silicio cristalino y de células originarios o procedentes de China.

Este ejercicio se limita a examinar “si responde al interés de la Unión mantener las medidas actualmente en vigor”, indicó la CE.

EU ProSun, organización del sector que denunció en momento las prácticas de algunos productores chinos en este mercado, señaló hoy que así las medidas antidumping “permanecerán en vigor en 2016” mientras dure la investigación, que puede prolongarse hasta 15 meses.

El presidente de la asociación, Milan Nitzschke, recalcó que el dumping (venta por debajo del precio) “en una economía de mercado es la mayor amenaza para la competitividad, los empleos y la innovación” y que, mientras los fabricantes chinos no cumplan con las reglas de comercio internacional y de competencia básicas, la “UE debe mantener las medidas plenamente en vigor”.

De acuerdo con EU ProSun, en su momento más álgido, las importaciones desde China coparon una cuota de mercado de más del 80 % en Europa con sus ventas de módulos solares a precios muy por debajo de los costes reales de producción.

Como resultado de las medidas impuestas en 2013, esta cuota de mercado se redujo y se preservó “mas de la mitad de la capacidad de producción europea para células foltovoltaicas y módulos”, indicó esta asociación.

Agregó que los fabricantes han vuelto a invertir millones de euros en nuevas producciones e investigación en Europa.

Solo en 2016 están previstas inversiones por más de cien millones de euros, según la misma fuente.

El Ejecutivo comunitario dijo que inicia el examen a iniciativa propia, pero EU ProSun, que reúne a más de treinta productores solares y 150 empresas de instalación de quince Estados miembros, asegura que ha pedido este procedimiento, y así consta en el Diario Oficial.

“Para EU ProSun la preservación de la capacidad industrial y el conocimiento técnico en Europa es vital”, indicó la organización.

La CE explica en el Diario Oficial que, a raíz de una reestructuración y consolidación de la industria de la Unión en los últimos años, un número importante de productores de células de producción cerraron la producción.

La mayor parte de las capacidades restantes de producción de células de la UE parece destinada en gran medida a un uso cautivo para la producción de módulos o paneles.

En consecuencia, las ventas de células de la industria de la UE a usuarios no vinculados tienen lugar en cantidades muy limitadas.

Los productores de módulos no integrados dependen de la disponibilidad de fuentes de suministro alternativas, como, entre otras, China y también Taiwán y Malasia.

“Por lo tanto, conviene examinar si prorrogar la aplicación de las medidas destinadas a las células aún responde al interés de la Unión”, afirmó.

Acerca de ProfesionalesHoy 16760 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy