China urge a la UE a que ponga fin a las medidas antidumping a los paneles chinos

Pekín, 6 dic (EFE).- El Gobierno chino ha pedido a la Unión Europea (UE) que ponga fin a las medidas antidumping y antisubsidios a las importaciones de paneles solares procedentes del país asiático, cuando los Veintiocho estudiarán si mantienen estas medidas que expiran en los próximos días tras dos años de vigencia.

El Ministerio de Comercio asegura en un comunicado recogido hoy por medios chinos que ampliar la vigencia de estas medidas “dañaría los intereses de ambas partes” y esperó que la UE acabe con estas políticas “lo antes posible” para mejorar la relación económica bilateral.

“Los paneles solares y los componentes relacionados son importantes para el desarrollo de energías limpias y ayudarán a los países a cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones para luchar contra el cambio climático”, considera el ministerio.

La Comisión Europea (CE) anunció el sábado una investigación de “reconsideración provisional parcial” de las medidas aplicables a las importaciones de módulos fotovoltaicos de silicio cristalino y de células originarios o procedentes de China.

Este ejercicio se limita a examinar “si responde al interés de la Unión mantener las medidas actualmente en vigor”, indicó la CE.

Las medidas se impusieron a finales de 2013, lo que motivó el enfado de Pekín, que respondió con una investigación al vino europeo exportado a China, también por sospechas de práctica desleal.

EU ProSun, organización del sector que denunció las prácticas de algunos productores chinos en este mercado, señaló que las medidas antidumping (de comercio desleal) permanecerán en vigor hasta 2016 mientras dure la investigación, que puede prolongarse hasta 15 meses.

Según EU ProSun, en su momento más álgido, las importaciones desde China coparon una cuota de mercado de más del 80 % en Europa con sus ventas de módulos solares a precios muy por debajo de los costes reales de la producción.

La CE ahora explica que, a raíz de una reestructuración y consolidación de la industria en la Unión en los últimos años, un número importante de productores de células de producción cerraron la producción.

La mayor parte de las capacidades restantes de producción de células de la UE parece destinada en gran medida a un uso cautivo para la producción de módulos o paneles.

En consecuencia, las ventas de células de la industria de la UE a usuarios no vinculados tienen lugar en cantidades muy limitadas.

Los productores de módulos no integrados dependen de la disponibilidad de fuentes de suministro alternativas, como China, Taiwán o Malasia, entre otras, por lo que la CE considera que conviene examinar si las medidas destinadas a las células aún responden al interés de la UE.

Acerca de ProfesionalesHoy 15747 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy