R. Zapatero (Google): El tema de los impuestos se utiliza con mala intención

Madrid, 6 dic (EFE).- El director general de Google en España, Javier Rodríguez Zapatero, considera que el tema de los impuestos que paga su compañía en este país se utiliza “con mala intención” y anima a los legisladores a “cambiar las reglas” si consideran necesario que la tributación se haga de otra forma.

“Google paga impuestos y los paga conforme a la ley. Y estaremos encantados de pagarlos de otra manera, si el legislador encuentra que hay otro modo distinto, mejor o más eficiente para que estos impuestos tengan repercusión en la sociedad”, asegura en una entrevista con Efe.

“La responsabilidad de hacer esa legislación no es de Google, es de los políticos, es de los reguladores”, insiste Rodríguez Zapatero, para quien la solución a esta situación “es tan fácil como cambiar las reglas”: “Nosotros estaremos encantados de seguir esas reglas que se cambien”, subraya.

A su juicio, este tema se utiliza “con mala intención o con el propósito de intentar hacer ver cómo una multinacional en un país, como es el caso de Google, no aporta valor”.

Rodríguez Zapatero reconoce que la opinión pública acerca del pago de los gravámenes y los asuntos de privacidad han “acabado afectando” a la imagen de la compañía en España, si bien matiza que cada vez hay más gente que “comprende” su actividad y su contribución.

“Google es un motor de crecimiento de la economía digital”, defiende el directivo, que aclara que la compañía no desglosa sus datos de facturación locales porque no tiene “obligación de hacerlo”, si bien perfila que “está creciendo sanamente”.

Lo que sí se empeña en sacar a colación es la “importante” aportación de Google -que cuenta con alrededor de 200 empleados en el país- a la sociedad y a la economía españolas.

“2015 ha sido un año en el que hemos podido constatar que efectivamente nuestra contribución a la sociedad española ha sido muy grande como motor de crecimiento económico”, presume un “emocionado” Rodríguez Zapatero.

El directivo ha recordado que Google ha invertido 10 millones de euros en la puesta en marcha del Campus -que ha reunido a 10.000 socios en 4 meses- y 5 millones en el programa de formación de jóvenes Actívate.

“Estamos contribuyendo a que las empresas españolas sean una avanzadilla en el mundo digital. (…) ¿Por qué lo hace Google? Al final estamos más cerca del usuario y tenemos más pistas de por dónde pueden ir las cosas”, destaca.

“En España la crisis ha tenido algunos aspectos positivos: nos ha permitido pensar que ya no sólo se sobrevive si se tiene éxito siendo funcionario, sino que se puede emprender”, continúa.

Ese cambio de actitud también parece haber impactado en las relaciones que la tecnológica mantiene tanto con la Agencia Española de Protección de Datos como con un sector de los medios de comunicación, que han mejorado tras manifiestos enfrentamientos.

Hace casi un año del cierre de Google News España por la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que contemplaba que los editores reciban una compensación económica irrenunciable por parte de agregadores y buscadores de internet cuando se usen fragmentos de sus contenidos.

La ley “no fue afortunada”, dice Rodríguez Zapatero: si la regulación no cambia, “no creo que volvamos a lanzar Google News”. Sin embargo, presume del entendimiento mutuo creciente con la prensa gracias al proyecto Digital News Initiative, al que la compañía ha destinado 150 millones de euros.

Reitera en varias ocasiones el esfuerzo de su compañía por estar cada vez más cerca de las instituciones políticas y empresariales -a través de lobby-.

“Estamos cada vez más presentes en Bruselas: cada vez formamos a más políticos y a diferentes estamentos, no sólo al poder legislativo, también al judicial, para que entiendan que este mundo va muy rápido”, apunta.

Niega que la Unión Europea haya sido un obstáculo para el negocio de Google, aunque considera que tampoco ha sido “un acelerador”: “Podría haber ido más deprisa en pos de la consecución de una agenda digital única”, lamenta, a la vez que pide legislaciones comunes en materias de privacidad, impuestos, propiedad intelectual o comercio electrónico.

“A veces tendemos a regular lo contrario, a ‘cortapisar’ a las compañías americanas que hay en Europa porque en el fondo se ven como competidores”, denuncia.

El Ejecutivo piensa que Estados Unidos y la UE habrían de establecer una “alianza transatlántica” para hacer frente a otros bloques económicos poderosos, como Asia.

Acerca de ProfesionalesHoy 13582 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy