Última hora

Tokio se desploma por la fortaleza del yen y la caída del petróleo

Tokio, 14 dic (EFE).- La Bolsa de Tokio vivió hoy una jornada negra en la que llegó de perder 600 puntos y más de un 3 por ciento, arrastrada por la nueva caída del petróleo en los mercados internacionales y también por la revalorización del yen.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una bajada de 347,06 puntos, un 1,80 por ciento, y se situó en 18.883,42 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 21,63 unidades, un 1,40 por ciento, hasta los 1.527,88 enteros.

El parqué tokiota comenzó la sesión con unas pérdidas que se fueron acentuando hasta llegar a media mañana a su nivel más bajo intradía en siete semanas.

El desplome fue en línea con las fuertes pérdidas con las que cerraron la bolsa de Nueva York y los principales mercados europeos el viernes, ante los temores desatados por una nueva caída del precio del petróleo en los mercados internacionales.

Asimismo, el dólar se mantuvo débil frente al yen, que se fortaleció por su estatus de divisa refugio, una tendencia que perjudica a los grandes exportadores nipones.

El verde se cotizaba hoy en la zona alta de los 121 yenes, cerca de su nivel más bajo en el último mes alcanzado el viernes en el mercado neoyorquino.

El informe trimestral Tankan de coyuntura económica publicado hoy por el Banco de Japón (BoJ) no hizo mucho para animar a los inversores ya que mantuvo sin cambios la confianza entre las grandes empresas del sector manufacturo nipón.

Todos los sectores del parqué tokiota cerraron en rojo con la excepción de las compañías dedicadas a la agricultura y a la pesca.

Las petroleras recogieron las principales pérdidas y JX Holdings cayó un 2,4 por ciento.

La fortaleza del yen frente al dólar perjudicó a las grandes exportadoras y el fabricante de equipos de aire acondicionado Dainkin perdió un 4,2 por ciento, mientras que TDK se dejó un 3,6 por ciento.

En la primera sección, 1.531 valores retrocedieron, frente a los 334 que avanzaron, mientras que 60 cerraron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,388 billones de yenes (17.987 millones de euros), frente a los 3,065 billones de yenes (22.971 millones de euros) del pasado viernes.