Los consumidores acogen con desconfianza la bajada de la luz y del gas

Madrid, 17 dic (EFE).- Varias organizaciones de consumidores han acogido con escepticismo, según han dicho a Efe, la próxima bajada de la luz y del gas anunciada por el Gobierno, y alguna, como la OCU, ha llegado a considerarla “ridícula”.

La electricidad y el gas bajarán una media del 0,7 % y del 3 %, respectivamente, a partir del mes de enero, según los cálculos del Gobierno en virtud de las órdenes de peajes de acceso para estos sectores, autorizadas ayer por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos.

Según un estudio propio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la reducción anunciada se refiere solo a la parte regulada, de modo que la factura final de un hogar medio bajará un 0,4 % (2,92 euros al año), lo que es un “chiste”, dice su portavoz, Ileana Izverniceanu.

En el caso del gas, se debe a que el petróleo está “por los suelos”, argumenta la OCU, y el ahorro medio será de 19 euros, que “no va a suponer un desahogo económico familiar”.

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) recibe la bajada con “mucho pesimismo”, ha dicho su portavoz, Antonio López.

“Esperemos que no sea un anuncio provocado por las elecciones generales -ha explicado-. Si fuera de verdad, por supuesto que estaríamos encantados, ¡ya era hora!”.

A continuación se ha preguntado si el nuevo gobierno mantendrá la reducción y ha constatado que los precios del petróleo están cayendo ahora, pero ya se verá qué ocurre más adelante.

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) recuerda que es una bajada coyuntural por el precio del crudo, pero hay un problema de fondo, matiza, sin resolver de raíz.

Su responsable de energía, Fernando López Romano, ha explicado que la luz ha subido un 5 % entre 2014 y 2015, porque las compañías no facturan por el coste real que supone para ellas el suministro, donde el precio de la energía es un factor más.

En segundo lugar, están los márgenes de beneficio de las empresas comercializadoras, que subieron un 30 % en 2014, según un informe de Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) citado por López Romano.

Por todo ello, pide sacar conclusiones sobre la evolución de los precios de la luz y el gas a medio y largo plazo, no por datos de un trimestre.

“La manera de conseguir estabilidad para que no haya bajadas y subidas según el precio de la energía es atacar de una vez el gran problema: los márgenes de comercialización y los costes reales en que incurren cada uno en el mercado mayorista”, ha subrayado.

Acerca de ProfesionalesHoy 12607 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy