Apple irrumpe en el mercado chino de pagos electrónicos frente a Alibaba

Shanghái (China), 18 dic (EFE).- El gigante estadounidense de la electrónica Apple entrará a principios de 2016 en el mercado chino de los pagos electrónicos, gracias a una alianza con la única red de tarjetas bancarias del país, UnionPay, con lo que irrumpirá como rival del sistema AliPay, del grupo de comercio electrónico Alibaba.

Ambas partes anunciaron hoy de forma conjunta esta alianza, que permitirá a los usuarios de tarjetas bancarias de la red China UnionPay, es decir, a todos los del país, sumarse fácilmente a los servicios de Apple Pay.

Para ello bastará con vincular esas tarjetas al software de Apple en los aparatos inteligentes portátiles de la compañía (los móviles iPhone, las tabletas iPad y los relojes Apple Watch), una tecnología que permite pagar directamente en los establecimientos y en línea a partir de estos accesorios móviles.

Esta nueva alianza abre a Apple las puertas del inmenso mercado chino de pagos electrónicos a través de dispositivos móviles, como tabletas, teléfonos y relojes inteligentes, que sumó transacciones por unos 965.100 millones de dólares el año pasado (889.657 millones de euros).

El 77,2 % de ese mercado (que contabiliza sólo compras desde móviles, no ordenadores) pasó el año pasado por la manos de AliPay, el sistema de pagos seguros en línea de Alibaba, y otro 13,5 % lo hizo por Tenpay, de su rival Tencent, y aliado desde 2014 de la otra gran firma china de comercio en línea, JD.com.

Estas cifras, de la consultora china especializada en comercio por internet iResearch, dan una idea de la oportunidad de negocio que se abre para Apple en el que es ya el segundo mercado mundial para sus productos, después de EEUU.

De hecho, UnionPay (conocida entre los chinos como “Yinlian”) es la única red que asocia a todas las tarjetas bancarias de cuentas en yuanes, y gracias a ese monopolio, el número de tarjetas emitidas que agrupa, tanto en China como en más de 150 países donde están presentes sus clientes, supera ya los 5.000 millones de unidades.

Estas tarjetas se pueden utilizar en más de 26 millones de puntos de venta en toda China, además de en 1,9 millones de cajeros automáticos de todas las entidades bancarias del país, pero permiten también su asociación a sistemas de pagos en línea como AliPay, Tenpay, Lakala, JD Wallet o 99Bill (del grupo inmobiliario Wanda).

Apple Pay, que ya opera en EEUU y el Reino Unido, entrará así en China en igualdad de condiciones que las firmas locales, que funcionan dentro de un marco regulador específico en la República Popular desde 2011.

“China es un mercado extremadamente importante para Apple, y con China UnionPay y el apoyo de los 15 principales bancos chinos, los usuarios (del país oriental) tendrán pronto una experiencia de pagos cómoda, confidencial y segura”, destacó en el comunicado conjunto Eddy Cue, vicepresidente de Servicios y Software para Internet de Apple.

El acuerdo anunciado hoy, con todo, se esperaba desde hacía meses, y de hecho Apple había registrado con esa intención, para facilitar el proceso, una filial propia en la Zona Piloto de Libre Comercio de Shanghái (ZPLC), la primera de su tipo que se creó en el país (en septiembre de 2013)

De hecho, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, visitó China en mayo pasado para impulsar esta operación, así como para duplicar su número de tiendas en el país de 22 a 40 en este mismo año, y esta semana Apple estuvo también presente en el polémico segundo Congreso Mundial de Internet, en la ciudad china de Wuzhen (este).

Anteriormente, se había informado de que la compañía con base en Cupertino (California, EEUU) negociaba la entrada de Apple Pay en China mediante una posible colaboración con Alibaba o con Tencent, pero finalmente entrará en competencia directa con ambas.

Antes de que se materialice en el mercado este acuerdo, Apple Pay tendrá que superar todavía varios procesos de prueba y certificación ante las autoridades chinas, aunque se espera que esté funcionando a principios de año.