El precio del barril de la OPEP, en su nivel más bajo desde abril de 2004

Viena, 18 dic (EFE).- El precio del barril de crudo de la OPEP bajó el jueves un 0,45 por ciento respecto a la jornada anterior hasta llegar a 31,49 dólares, su nivel más bajo desde el 7 de abril de 2004, informó hoy el grupo petrolero en Viena.

Desde principios de octubre pasado la canasta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), formada por doce tipos de crudo diferente, lleva registrando descensos casi continuos y acumula una pérdida neta de 17,3 dólares.

La OPEP intenta desde el año pasado empujar del mercado al petróleo de esquisto, producido sobre todo en Estados Unidos y que necesita precios por encima de los 60 dólares por barril para que su explotación sea rentable.

Mientras que Arabia Saudí y otras monarquías del Golfo Pérsico disponen de suficientes reservas financieras para aguantar una fuerte bajada de los precios, hay otros miembros de la OPEP, como Venezuela, Ecuador e Irán, que necesitan precio más altos.

En su más reciente reunión celebrada en Viena el pasado 4 de diciembre, los ministros de Petróleo del grupo no lograron ponerse de acuerdo sobre una estrategia contra el crudo de esquisto y frenar la bajada de los precios.

En verano de 2014, los precios estaban todavía por encima de los 100 dólares por barril.

Sin tener en cuenta una mínima subida de 1 centavo el pasado 15 de diciembre, el precio del crudo de la OPEP bajó ocho días consecutivos desde la última reunión ministerial.

Los precios podrían seguir bajando en las próximas semanas para cuando se espera el levantamiento de las sanciones internacionales contra Irán en el marco del histórico acuerdo nuclear multilateral.

Eso incluye suspender el embargo petrolero de la Unión Europea (UE) contra Irán, uno de los países con mayor reservas de crudo.

Si Irán vuelve con fuerza al mercado, la actual sobre producción se mantiene y con ella los bajos precios.

Eso complicará a las petroleras realizar grandes inversiones para seguir sacando el crudo de la tierra y de los océanos.

Ante este panorama, el banco de inversiones Goldman Sachs destacó ayer en un informe que el empeoramiento de los “ya débiles fundamentos del mercado” harán que el precio siga bajando, posiblemente hasta los 20 dólares por barril.

Y si el precio del crudo rompe incluso esa barrera, asegura el banco estadounidense, las petroleras deberán recortar su producción para evitar más pérdidas.