Casi 135.000 desempleados usaron su prestación para emprender hasta octubre

Madrid, 11 ene (EFE).- Casi 135.000 personas se beneficiaron en los diez primeros meses del año del sistema de capitalización de la prestación por desempleo para iniciar una actividad como trabajador autónomo o bien para incorporarse como socio a una cooperativa o sociedad laboral.

El sistema de capitalización de la prestación por desempleo permite cobrar los derechos de esta ayuda a través de un pago único, capitalizando sólo una parte y utilizando el resto para el abono de cuotas a la Seguridad Social, o bien destinando el total de la prestación al abono de las cuotas sociales.

En concreto, 134.447 personas hacían uso de esta medida entre enero y octubre de 2015, una cifra un 7,15 % inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, según los datos disponibles del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La mayoría de estos desempleados, 128.424 personas, utilizó la capitalización de su prestación para establecerse como autónomo (6,9 % menos), mientras que 2.792 personas entraron a formar parte de sociedades cooperativas (9,4 % menos); 2.997 personas, de sociedades laborales (13,9 % menos) y 234, de sociedades mercantiles (2,5 % menos).

El tiempo medio capitalizado por trabajador alcanzó los 144 días, en tanto que el importe líquido a percibir por desempleado se situó en los 4.008 euros.

Hasta el pasado mes de octubre, todos los desempleados, independientemente de su edad, pueden cobrar en un solo pago toda su prestación por desempleo para emprender, después de que entrara en vigor la ley de fomento y promoción del trabajo autónomo y de la economía social.

Esta norma elimina el límite de edad para poder capitalizar toda la prestación por desempleo y destinarla a la inversión y los gastos iniciales en el emprendimiento de una actividad por cuenta propia.

Hasta ese momento, tan sólo podían optar al cobro del 100 % de la prestación en un sólo pago los socios de cooperativas o sociedades laborales y autónomos discapacitados o menores de 30 años (en el caso de los hombres) o de 35 años (en el caso de las mujeres), quedando excluidos el resto de los trabajadores.

El resto, es decir, los hombres mayores de 30 años y las mujeres mayores de 35 años sólo podían capitalizar el 60 % de la prestación en un sólo pago.

Acerca de ProfesionalesHoy 16343 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy