China cierra 2015 con su primera caída de las exportaciones en siete años

Pekín, 13 ene (EFE).- Las importaciones chinas cayeron un 13,2 % en 2015, mientras que las exportaciones sufrieron su primer descenso anual en siete años, según los datos facilitados hoy por las aduanas del país asiático, que volvieron a poner de relieve la desaceleración de la segunda economía mundial.

Las ventas a otras economías de China, líder mundial en intercambios comerciales, cayeron menos (un 1,8 %) que las importaciones, lo que moderó la bajada del comercio exterior nacional hasta el 7 % en el pasado ejercicio, según las estadísticas de la Administración General de Aduanas.

“Los indicadores muestran escasos signos de mejora en los próximos meses, el crecimiento se mantendrá alimentado por la demanda interna”, analizó el banco HSBC al conocer los datos, que recomendó contrarrestar con medidas como nuevas bajadas de tipos de interés y de coeficientes de caja, así como recortes de impuestos.

El portavoz de las aduanas chinas, Huang Songping, atribuyó los números rojos en muchos indicadores a la débil demanda externa -que China intenta contrarrestar con un aumento del consumo interno, aunque aún sin los resultados apetecidos- y a la caída de los precios de materias primas como el petróleo.

Ello se hizo especialmente patente, por ejemplo, en la fuerte bajada de las importaciones chinas desde Rusia, uno de sus principales proveedores de crudo y gas, que disminuyeron un 19,1 % en 2015, o el retroceso del 23,8 % en las compras de China a Australia, que exporta cada año a este país grandes cantidades de mineral de hierro.

En términos absolutos, China exportó por valor de 2,14 billones de dólares e importó un total de 1,58 billones de dólares, con lo que obtuvo un superávit de 562.000 millones de dólares, con un aumento interanual del 56,7 %, que para los analistas es el mejor dato de un día con muchas cifras negativas.

La Unión Europea se mantuvo como el principal socio comercial de China, con 533.210 millones de dólares, pese al descenso de un 7,2 % en los intercambios, mientras que EEUU fue el segundo, con 527.000 millones, si bien fue uno de los pocos grandes socios de la segunda economía mundial con el que las compraventas subieron (un 1,7 %).

Los mercados de valores chinos, en periodo de máxima agitación desde que comenzara el año, respondieron a las cifras con una nueva jornada de importantes pérdidas, que hoy causó en la Bolsa de Shanghái un descenso del 2,42 % en su referencial, mientras que la de Shenzhen cayó un 3,06 %.

Junto a las cifras anuales, también se facilitaron las de diciembre, en las que hubo un inesperado aumento de las exportaciones (2,3 %) respecto al mismo mes de 2014, cuando en noviembre se registró un descenso del 3,7 %.

Las importaciones cayeron un 4 % en el último mes del año, aminorando el ritmo de descenso de noviembre (-5,6 %) y bajando mucho menos que lo previsto por analistas, que esperaban un descenso de hasta el 11,5 % en este indicador.

“Los datos comerciales de diciembre corroboran que pese a las agitaciones en los mercados financieros no ha habido un gran deterioro en la economía china en los últimos meses”, analizó tras conocerse estas estadísticas la consultora Capital Economics.

Además, subrayó la firma de analistas en un comunicado, el superávit comercial que nuevamente se cosechó en diciembre “servirá de colchón para el Banco Popular de China (central) de cara a un aumento del flujo de capital”.

Como anécdota, las Aduanas chinas publican desde agosto las cifras del comercio exterior tanto en dólares como en yuanes (antes sólo lo hacían en la moneda estadounidense), lo que en diciembre creó por primera vez confusión en las estadísticas.

Por ejemplo, se registró la mencionada subida interanual del 2,3 % en las exportaciones de diciembre medidas en yuanes, pero en dólares hubo una bajada del 1,4 %, como síntoma de los vaivenes en el mercado de divisas (en diciembre la moneda china se depreció un 1,5 % frente a la estadounidense).

Los indicadores comerciales sirven de antesala a la publicación, el próximo 19 de enero, de las esperadas cifras de crecimiento del PIB chino en 2015, con gran expectación por conocer si China logró el pasado ejercicio el objetivo alrededor del 7 % y ver hasta dónde está llegando la desaceleración de su economía.

Acerca de ProfesionalesHoy 13520 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy