De Guindos dice que los inversores internacionales temen un gobierno que revierta las reformas

Davos (Suiza), 23 ene (EFE).- El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha dicho hoy en Davos que los inversores internacionales no verían con buenos ojos un gobierno que revirtiera las reformas y generara incertidumbre.

Dijo, no obstante, que por el momento la falta de acuerdo para formar gobierno no ha tenido impacto en la imagen exterior de España, que, a su juicio, es “positiva”.

Durante su asistencia al Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, De Guindos ha negado además que haya “voces críticas” en el seno del PP tras la decisión del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de renunciar de momento a la investidura.

El ministro ha admitido que las noticias sobre España se siguen con enorme interés en el exterior, y que la mayor preocupación en Davos es saber cuáles son los tiempos y los plazos de los que se dispone para formar gobierno.

Rajoy no ha abandonado su intención de formar gobierno, ha dicho, sino que no lo hará ahora, en la “primera vuelta”.

Es posible, agregó, que algún otro candidato no consiga un acuerdo inmediatamente y tenga que desistir, por lo que no ha renunciado definitivamente a la investidura.

Los inversores “son racionales”, ha matizado, y saben que la salida natural tras las elecciones debería ser una gran coalición que garantice la estabilidad y la continuidad de las reformas, y no un gobierno que genere incertidumbre.

En “última instancia”, no obstante, sí se contempla la celebración de nuevos comicios, como una opción que “no es la ideal”.

Más allá del temor ante lo que pueda pasar a partir de ahora, y ante la posibilidad de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sea vicepresidente del Gobierno, el ministro cree que “desde el punto de vista económico, España está evolucionando de forma positiva, con un crecimiento por encima del 3 % y buenos datos de paro”.

Como ya adelantó ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la de 2015 puede ser la mayor rebaja del paro nunca vista en España.

Los bancos españoles “no generan ninguna incertidumbre, ningún tipo de duda”, y “desde el punto de vista de la velocidad de crucero de la economía española y sus fundamentales no hay incertidumbre”, si bien ha admitido algunas vulnerabilidades, como el hecho de que en los próximos meses España tenga que emitir “muchísimo dinero”.

Asimismo, y pese a los buenos datos que se esperan de la Encuesta de Población Activa que se conocerá el jueves, “el mercado laboral vive una situación compleja”.

El ministro también ha aludido a la situación económica de algunos países emergentes, como Brasil, México o Turquía, muy afectados por la caída de los precios del petróleo y de otras materias primas, y su impacto en las empresas españolas con intereses en esos países.

Si el precio del petróleo en vez de haberse ido a 30 dólares estuviera en 200, ha dicho, “sería un desastre”.

No se puede perder la perspectiva, ha asegurado, ya que la caída de precio de las materias primas es una buena noticia para Europa y particularmente para España, que se va a ahorrar 15.000 millones de euros en su balanza de pagos en comparación con las hipótesis que se hicieron cuando se redactó el cuadro macro para España en 2016.

De este modo, el impacto “va a ser positivo”, ya que si se mantienen estos precios del petróleo, a España le supondrá un impulso adicional de medio punto en su crecimiento.

Todo esto es “viento de cola” para la economía española, mucho más potente que el hecho de que algunos países emergentes estén ahora atravesando dificultades.

Acerca de ProfesionalesHoy 12994 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy