El Parlamento venezolano rechaza el decreto de emergencia económica del Gobierno

Caracas, 22 ene (EFE) – El Parlamento venezolano rechazó hoy la convalidación del decreto de emergencia económica aprobado por el presidente Nicolás Maduro el pasado viernes para atender la crisis de la nación petrolera por considerarlo un “cheque en blanco” para el jefe del Estado.

La propuesta fue rechazada con 107 votos de la oposición frente a 53 oficialistas que votaron a favor, después de que la comisión especial designada para evaluar el contenido del decreto de excepción recomendara su desaprobación.

“Negamos el decreto porque es más de lo mismo, la misma política produce los mismos resultados”, dijo el diputado opositor José Guerra, presidente de la citada comisión, al tiempo que reconoció que todos saben “la magnitud de la crisis”, pero que el decreto la podría “agudizar”.

Los opositores no creen que otorgar más facultades al Ejecutivo sea la solución pues el Parlamento le ha concedido ya en 2014 y 2015 al presidente poderes especiales que le habilitaron para legislar en varias áreas y atajar la situación económica.

“No le daremos un cheque en blanco” al presidente, recalcó Guerra y agregó que, pese a ello, la mayoría opositora “abre una puerta a la negociación” con el Ejecutivo al “acuerdo y al diálogo” para entenderse “sobre un conjunto de medidas” que considera “fundamentales para salir de la crisis”.

Con esta decisión parlamentaria, queda sin efecto la medida que permitiría al Ejecutivo, entre otras cuestiones, disponer de recursos sin control del Parlamento, así como de bienes y mercancías de empresas privadas para garantizar el abastecimiento, además de restringir el sistema monetario y el acceso a la moneda local y extranjera.

“Alguien que haya pasado por una escuela de economía y tenga un grado mínimo de alfabetización no puede redactar un decreto tan peligroso, no solamente para el país sino para el propio gobierno que lo escribió”, indicó Guerra.

Por su parte, el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles dijo que “el contenido del decreto es un frasco de veneno para los venezolanos”.

“Es un decreto para darle más poder a quien ha destruido la economía del país”, afirmó el también gobernador del estado Miranda.

Maduro acusó a la oposición de buscar el camino del “show” y la “confrontación estéril” con el rechazo al decreto.

“Lamento mucho este giro negativo, muy negativo, que se corresponde más a otros planes que con el deseo real de que afrontemos y llevemos adelante iniciativas económicas que nos permitan cabalgar y trasmontar esta situación compleja”, dijo el presidente.

Los diputados oficialistas consideraron que el rechazo opositor responde a un plan de “derrocar al gobierno” y presionar la salida de Maduro, cuya gestión acaba en 2019.

El considerado número dos del chavismo y expresidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, aseguró que la oposición “da la espalda al país”, y criticó que sus integrantes actúen “movidos por hilos que desde el exterior juegan a la crisis” buscando encontrar “la excusa para la intervención” del mandato de Maduro.

Cabello señaló que, aunque el informe no haya sido aprobado, el gabinete económico seguirá trabajando en las medidas que planteaba el decreto y que, a su juicio, deben adoptarse inmediatamente.

Además, presentó un comunicado en el que los diputados chavistas responsabilizaron a “sectores nacionales e internacionales” de “generar desestabilización y zozobra en la población” al “disminuir voluntariamente la capacidad de producción” de las industrias que elaboran, distribuyen y comercializan bienes esenciales.

Para mostrar al pueblo “el decreto que ha negado la derecha”, el chavismo ha llamado a los ciudadanos a conocer el informe este sábado en las plazas Bolívar de todo el país.

La comisión de la cámara, que cuenta ahora con dos tercios de opositores tras más de 15 años de hegemonía chavista, iba a recibir el jueves a los altos cargos económicos del Gobierno para debatir el decreto pero estos suspendieron su comparecencia para no ser sometidos a “una interpelación pública” que podría “poner en riesgo” al país, según afirmó el Ejecutivo.

La situación económica del quinto productor de petróleo del mundo se ha visto golpeada por la caída de los precios del crudo, que empezó en septiembre de 2014 cuando se cotizaba a 90 dólares por barril y que cerró esta semana a 21,63 dólares.

La venta del hidrocarburo genera el 95 por ciento de los ingresos de Venezuela y la caída de los precios internacionales los ha mermado un 70 por ciento.

Cabello declaró hoy que el precio actual “no cubre los costos de producción”, pero dijo que, pese a la situación, el Gobierno ha logrado mantener la inversión social.

Acerca de ProfesionalesHoy 15316 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy